Compartir
Publicidad

¿Fraccionará el iPhone 3G S la App Store?

¿Fraccionará el iPhone 3G S la App Store?
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque la tienda de aplicaciones que Apple ha introducido en su iPhone es uno de los factores que han contribuido al éxito de la plataforma, también puede ser el punto que está limitando al iPhone a la hora de evolucionar. El iPhone 3G S presentado esta semana apenas trae innovaciones frente al modelo anterior, a pesar de lo que muchos usuarios hubieran deseado.

Ni mayor resolución, ni pantalla AMOLED,... Apenas grabación de vídeo (algo para lo que no hacía falta hardware nuevo y control por voz, además de una brújula y mejoras en la cámara. Como destacado el aumento de velocidad del terminal, aunque Apple no ha querido desvelar las especificaciones internas.

Esto no importa porque finalmente se han filtrado y se conoce que el procesador del 3G S funciona a 600 MHz, que se ha doblado la RAM a los 256 MB y que se incorpora un chipset PowerVR SGX que ofrece aceleración por hardware de gráficos 3F con compatibilidad con OpenGL ES 2.0.

Y este es uno de los puntos clave, puesto que hasta ahora las aplicaciones era compatibles con los dos modelos del iPhone (y la mayoría también con el iPod touch, siempre que no usaran la cámara), pero, potencialmente, esta nueva versión puede hacer que algunas aplicaciones solo funcionen en el último modelo de iPhone.

OpenGL 2.0 no es compatible con OpenGL 1.1, este último el que implementa el iPhone original, por lo que si algún desarrollador crea un juego o aplicación que usa la API 2.0 esta no funcionará en los dos primeros modelos del teléfono y solo será compatible con el 3G S.

Lo mismo pasará con aplicaciones que dependan de la brújula o de las capacidades de grabación de vídeo, por lo que la App Store diferenciará (como ya hace ahora) la compatibilidad de las aplicaciones entre los distintos modelos. Seguramente en los primeros meses el número de aplicaciones incompatibles será bajo, pero en un futuro irá creciendo conforme aumente la cantidad de usuarios que dispongan del 3G S.

Y eso nos lleva a una futura versión del iPhone con cambios más sustanciales. La infraestructura para soportar hardware y características distintas ya está en la App Store, por lo que Apple no tendría problemas en lanzar versiones con mayores resoluciones de pantalla.

Es cierto que, de hacerlo, habría muy pocas aplicaciones compatibles poco después del lanzamiento, pero igual que pasó al presentarse la tienda el número iría creciendo, dependiendo del interés de los desarrolladores en ser compatibles con el nuevo dispositivo.

Pero Apple o no ha querido o no ha podido ofrecer un terminal con esas nuevas características, siendo consciente de que aún puede exprimir mucho más el modelo actual sin necesidad de dar un “salto generacional”, algo que hará cuando los modelos que tiene en el mercado hayan dado el suficiente rendimiento.

Los usuarios, mientras tanto, nos quedamos muchas veces a verlas pasar, pero mientras se sigan comprando terminales y aplicaciones la visión de negocio de Apple se continuará manteniendo igual.

Más información | Engadget.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos