Publicidad

63 millones de euros de las arcas del Estado intentarán paliar la falta de fibra en el mundo rural

63 millones de euros de las arcas del Estado intentarán paliar la falta de fibra en el mundo rural
21 comentarios

La España de las dos velocidades, en lo que a conexiones fijas a Internet se refiere, ha existido siempre y parece que seguirá existiendo por mucho tiempo. La falta de interés de la iniciativa privada por las zonas con menor densidad de población o más alejadas de grandes urbes ha hecho que éstas sigan contando con conexiones del siglo pasado prácticamente, mientras otros tenemos conexiones de cientos de megas.

Y decimos que el panorama actual no tiene visos de cambiar mucho en los próximos años teniendo en cuenta que Movistar ha amenazado con desacelerar o disminuir sus planes de despliegue de fibra, por la nueva regulación de la CNMC, y que el resto de operadores tienen previsto llegar a un máximo de 14 millones de hogares en 2020. Para tapar algo esa falta de iniciativa privada, el Consejo de Ministros de ha aprobado hoy nuevas ayudas para el despliegue de Banda Ancha fija por valor de 63 millones de euros.

Todos sabemos que hay lugares que si dependen de los operadores nunca llegarán a ver la fibra. Es ahí donde quiere llegar el Gobierno con estas ayudas, 63 millones de euros a fondo perdido que ayudarán a que pequeños operadores acometan despliegues de redes de nueva generación en las denominadas "zonas blancas", donde esas redes están ausentes ni se las espera en el plazo de tres años.

Antes de conceder las ayudas el Ministerio de turno, el de Industria en este caso, recabará la información necesaria por parte de los operadores para delimitar esas zonas donde el dinero público es necesario. Una vez establecidas los operadores locales podrán optar a ayudas para tres própositos concretos: desplegar redes de muy alta velocidad (100 megas o más), construir la red troncal, o desplegar redes de alta velocidad (30 megas o más).

Mucho más haría falta para acabar con la brecha

En los tres anteriores años estas ayudas han facilitado que esas redes lleguen a casi dos millones de hogares, gracias a los 253,5 millones de euros a los que accedieron 61 operadores. Pero por mucho que el Gobierno pueda vender esta iniciativa a los ciudadanos, con la cantidad invertida lo único que se consigue son pequeños parches.

Serían muchos más los millones necesarios para poder llevar fibra (o cable) a todos esos hogares que todavía siguen sufriendo el par de cobre en muchos municipios. Además tras el cambio regulatorio sobre redes de nueva generación que publicó recientemente la CNMC, que obliga a Movistar a abrir buena parte de su red de fibra, es más difícil que la iniciativa privada llegue a esas poblaciones.

Vía | BandaAncha
Foto de portada | Flickr
En Xataka Móvil | Movistar tiene una cuota de mercado superior al 60% en la zona donde tendrá que abrir su fibra

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio