Compartir
Publicidad

Paul Otlet, el desconocido abuelo de la Web

Paul Otlet, el desconocido abuelo de la Web
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos del hipertexto como una de las principales innovaciones en el ámbito del conocimiento (y sobre todo de las nuevas tecnologías aplicadas al conocimiento) muchos acabamos pensando en Douglas Engelbart, Ted Nelson y su Xanadu, o yendo más allá, en Vannebar Bush y su MEMEX, un dispositivo ideado en 1945 que jamás llegó a existir más allá de su idea. El hipertexto es una de las bases de la World Wide Web, es algo que debemos tener siempre presente.

Y aunque los contemporáneos como Tim Berners-Lee acabaron reconociendo la creación de Bush, pocos conocen la labor de Paul Otlet, un bibliotecario holandés que algunos años antes había llegado a una idea muy similar.

Paul Otlet en 1895 (y con el apoyo de Henri La Fontaine, futuro premio Nobel) inició un ambicioso proyecto, el Répertoire Bibliographique Universel, que buscaba elaborar una bibliografía que catalogara todas las publicaciones del mundo. Con el apoyo del gobierno belga, iniciaron la tarea, llegando a crear más de quince millones de fichas de información (en papel, por supuesto) perfectamente categorizada utilizando el sistema decimal universal. Durante los años siguientes incluso llegaron a ofrecer un servicio comercial, mediante el cual los usuarios podrían enviarles sus consultas que serían contestadas por telegrama.

Durante los años en que se dedicó a catalogar información, fue elaborando una idea. El nombre que acabó adquiriendo fue Mundaneum, una institución que se encargaría de catalogar todo el conocimiento humano.

Todo en el universo sería registrado según fuera producido. Sería creada una imagen viva del mundo, un espejo de su memoria. Desde la distancia, cualquiera será capaz de leer texto, filtrado según sus criterios, en una pantalla individual. Todo el mundo desde su sillón será capaz de contemplar la creación, ya sea el todo o una parte.

El desarrollo de esta idea, además, fue parte de otras obras de Otlet, incluyendo un fallido plan de una hipotética capital mundial. Crearía además un enorme museo de más de cien salas (el Palais Mondial).

Paul Otlet

Otlet no estaba solo

Otlet tuvo contacto con otros creadores de ideas relacionadas, como Emanuel Goldberg, creador de una máquina capaz de realizar rápidamente búsquedas en grandes volúmenes de información. Goldberg era judío; fue secuestrado y retenido por miembros del sindicato nazi. A los pocos días decidió emigrar, primero a París, y luego a Palestina, abandonando su trabajo. En una conferencia en París, año 1937, conoció a Otlet, precisamente, y ambos tuvieron la oportunidad de conocer a H. G. Wells, que publicó además un ensayo (llamado World Brain) en el que se incluía la siguiente frase:

La totalidad de la memoria humana puede ser, y probablemente muy pronto será, accesible para todo individuo.

No obstante poco después Bélgica fue invadida por los nazis. Otlet fue interrogado acerca de sus contactos extranjeros, y además irrumpieron en el Palais Mondial, arrasando con gran parte del trabajo de Otlet (1941). De hecho, a partir de la Segunda Guerra Mundial la disciplina de la Documentación centró su desarrollo en autores anglófonos como Bush, Nelson o Engelbart.

No hay apenas conexión entre el trabajo de Bush y el de Otlet, a pesar de la más que evidente similaridad (ambos dependían de microfilms para almacenar la información), a pesar de diferir también en aspectos clave (por ejemplo, Bush planteó un sistema sin apenas clasificación, mientras que Otlet, como buen bibliotecario, planteaba un catálogo estricto en función del sistema decimal universal). Y, sobre todo, Otlet vio lo que Bush ignoró: el concepto de red, y la creación de una plataforma para compartir conocimiento a lo largo y ancho de todo el mundo.

Desde mi punto de vista, tanto Bush como Otlet (como Goldberg, o como Wells incluso) deberían tener su reconocimiento, sobre todo cuando hablamos de una herramienta tan revolucionaria en la civilización como ha sido la World Wide Web.

Más información | The Atlantic
Sitio oficial | Mundaneum
Imagen | Marc Wathieu
En Xataka ON | ¿Quién inventó Internet? | Cómo funciona Internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos