Compartir
Publicidad

¿Se podría apagar Internet?

¿Se podría apagar Internet?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días saltó la noticia de que el grupo Anonymous estaba planeando apagar Internet. Según la noticia el grupo estaría planeando atacar 13 servidores DNS clave con lo que, al tirarlos, la mayoría de la red quedaría sin la resolución de nombres de dominio y no se podría visitar prácticamente ninguna página.

Anonymous desmintió el ataque hace nada, pero aquí desde Xataka ON nos preguntamos ¿de verdad se podría apagar Internet de esa manera?. Pues aquí están nuestras conclusiones:

Los servidores raiz

Antes de comentar cómo podría ser un supuesto ataque a los servidores de dominio conviene recordar qué son realmente estos servidores y para qué sirven. Hace unos meses os lo explicamos en este artículo, por lo que si le echáis un vistazo seguro que os queda claro.

Si lo resumimos un poco a la ligera, podríamos decir que los routers que funcionan como servidores de dominio raiz son las máquinas que tienen almacenadas las direcciones IP de los servidores de dominios como .com o .net, los cuales a su vez conocen de forma iterativa las direcciones IP de todas las páginas alojadas bajo esos dominios.

Un supuesto ataque

Para “apagar Internet” el ataque debería ir orientado hacia los servidores raiz, los cuales son el escalón más alto de la escalera y que conectan el resto de servidores DNS de primer y segundo nivel. En la actualidad existen 13 servidores raiz alojados por todo el mundo en sitios tan dispares coo la NASA o la Universidad de Maryland.

Estos servidores raiz, aparte de ser unas máquinas con capacidad para aguantar un número muy alto de conexiones simultáneas, tienen una característica muy importante, la mayoría de ellos son distribuidos. ¿Qué quiere decir esto? Pues que en vez de ser un único router, en realidad son varios actuando bajo la misma IP. Este sistema de distribución se utiliza mayormente para distribuir el tráfico, pero también es un sistema de protección ya que si se ataca un servidor mediante peticiones, el tráfico se distribuiría minimizando el riesgo.

Es decir, que para tumbar uno de estos servidores se necesitaría una inimaginable cantidad de peticiones, algo que no está al alcance ni del mayor troyano que ha habido en la historia de la informática.

¿Y si tuviera éxito?

Imaginemos que por un momento el ataque tiene éxito, ya sea porque han conseguido muchas peticiones o han utilizando misiles tierra-tierra que han destrozado las instalaciones de los servidores raiz ¿nos quedaríamos sin Internet? Pues no del todo. La estructura en forma de árbol de la red de redes haría que Internet subsistiese durante bastante tiempo, y es que la inmensa mayoría de routers que sirven de servidores de nombre de dominio tienen una caché que memoriza las IP más solicitadas, con lo que durante un tiempo prudencial podríamos seguir visitando la mayoría de las páginas y comunicándonos casi perfectamente.

Por supuesto, habría sistemas que dejarían de funcionar, pero la caché de los routers intermedios serviría como salvavidas, además de activarse un supuesto protocolo de emergencia (que no se conoce pero seguramente existe) que restauraría la estructura de Internet en pocas horas.

Así que podemos vivir tranquilos. Apagar Internet es algo realmente complicado. Tendrían que pasar muchos desastres juntos, de la magnitud de una III Guerra Mundial o ataques nucleares realmente organizados. Y aún así, es posible que pudiéramos seguir conectándonos de alguna manera u otra.

Más información | 20 minutos
En Xataka ON | EE.UU quiere meter Internet en una maleta para ayudar a luchar contra las dictaduras

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos