Publicidad

El posible retraso del dividendo digital no saldría barato a las arcas públicas: 300.000 euros al día

El posible retraso del dividendo digital no saldría barato a las arcas públicas: 300.000 euros al día
16 comentarios

Publicidad

Publicidad

Mucho tiempo llevamos dando vueltas al asunto de la liberación de la banda de los 800 MHz. Movistar, Vodafone y Orange se hicieron en la subasta del verano de 2011 con licencias para operar en esta banda de 2015 a 2025, aunque posteriormente se alargó el periodo hasta 2030, aunque pronto llegaron las promesas de que la tendrían disponible en 2014.

Los operadores en principio mostraron su intención de esperar a la disponibilidad de dicha banda para empezar con sus despliegues de 4G pero tras el pistoletazo de Yoigo, que está llevando a cabo su despliegue en la banda 1.800 MHz, todos se apuntaron rápidamente al 4G, aunque siguen esperando a la liberacización de una banda, que parece que no acaba de llegar y cuyo retraso no nos saldría precisamente barato.

El actual ministro de Industria, José Manuel Soria, prometió a los operadores en su día que podrían hacer uso de la banda de los 800 MHz en enero de este año, la banda ideal para servicios 4G por su mayor alcance y mejor penetración en interiores, promesa que pronto fue incumplida.

Pero con la supresión de canales de TDT, nueve tendrán que dejar de emitir para principios de mayo si nada cambia, y el traslado de otros de por medio ahora se empieza a sospechar con aún más fuerza que la disponibilidad de esa banda no llegará ni para el 1 de enero de 2015, fecha límite que se fijó en el momento de la subasta, lo que acarrearía graves consecuencias para las arcas públicas.

300.000 euros de indemnización por día de retraso

Si el gobierno incumple la fecha límite, y obviamente no se busca alguna buena excusa, tendrá que pagar a los operadores afectados 300.000 euros por cada día de retraso, y eso en un cálculo optimista. Las cuentas están basadas en las que el propio gobierno realizó a la hora de prolongar las licencias cinco años, por lo que la indemnización podría subir para cubrir los estragos que se causaría a los operadores.

Por tanto ahora solo cabe esperar que el asunto entorno a los canales de la TDT acabé pronto, tanto la eliminación de los canales como el traslado de frecuencias, para que se ponga en marcha el plan para la liberar y no tengamos que acabar de pagar entre todos unas indemnizaciones que nunca se tendrían que llegar a pagar.

Vía | Expansión

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir