Compartir
Publicidad

El inusual cambio de cromos de Telefónica y Mediapro para repartirse los derechos de LaLiga y la Champions

El inusual cambio de cromos de Telefónica y Mediapro para repartirse los derechos de LaLiga y la Champions
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sorpresas da la vida y esta semana hemos tenido una buena ración de ellas. El lunes, mientras el VAR hacía de las suyas en el Mundial, nos enteramos de que Movistar había apostado fuerte por LaLiga, quedándose con los derechos de emisión para particulares de todos los partidos de Primera División. Mediapro, que hasta la próxima temporada tiene el grueso de partidos, se conformaba con los derechos para establecimientos públicos.

Y ayer se cerraba el círculo. Mientras los derechos de LaLiga no cambiarán de manos hasta la temporada 2019/20, los de la Champions estrenan nuevo ciclo esta próxima temporada. Mediapro se hizo con los derechos de la Champions y Europa League en su totalidad, pero en un cambio de cromos bastante inusual se los ha revendido a Movistar para que sea el operador quien produzca los canales, mientras Mediapro puede ofrecer a bares tanto LaLiga como la Champions.

Telefónica viene usando desde hace unos meses el mensaje "Elige todo" en su publicidad, y honor ha hecho a esa frase esta semana. Tras semanas y semanas asegurando que el actual modelo de negocio del fútbol no era rentable, dando signos de que quería huir de él reforzando su apuesta por otros contenidos, al final ha caído de nuevo. Es cierto que los precios que va a pagar por tener todo el fútbol no suben apenas respecto a las últimas subastas, pero más de una vez les hemos oído decir que los precios de esas subastas estaban hinchados y que la burbuja tenía que ser pinchada.

Yo a los particulares, tú a los bares

Bar

Telefónica y Mediapro ahora parecen aliados, pero no nos podemos olvidar de cuando Movistar llegó tarde a una temporada de la Champions porque no lograban alcanzar un acuerdo. Los operadores no han tenido nada de buen feeling con la productora catalana en los últimos años, que en su papel de comprador de derechos ha logrado encontrar la rentabilidad de esos derechos vendiendo sus distintos canales a los Movistar, Orange y Vodafone.

Los resultados de la subasta de LaLiga nos sorprendieron, nadie imaginaba que Movistar iba a pujar fuerte (ha pagado un 15% más de lo que se pagó en la última subasta) por hacerse con toda LaLiga, pero han cobrado más sentido cuando hemos conocido el acuerdo entre Telefónica y Mediapro. La productora se hizo con los derechos para establecimientos públicos (bares, restaurantes...) a pesar de que no tiene una manera directa (canal en TDT, emisión por satélite) para llegar a ellos.

Mediapro tendrá menos negocio con los bares, pero ya no depende de los operadores para alcanzar la rentabilidad

Y aunque Mediapro se ha quedado sin el importante negocio para particulares, se queda con el más seguro negocio para bares. Con la compra de derechos para particulares la productora se la jugaba mucho, porque dependía de que los operadores le comprasen los canales para conseguir una rentabilidad que no lograría de ninguna otra manera. Con los bares el negocio es menor sí, pero mucho más seguro porque casi todos los bares contratan el fútbol televisado.

Además, aunque los canales que emitirán ahora la Champions y la Europa League llevarán el sello de Movistar y no el de beIN Sports, Mediapro los podrá explotar en bares, ofreciéndoles a estos tanto la competición doméstica como las europeas. Y para ello contará seguramente con el apoyo del operador, prestándole su fibra o satélite como transporte de su oferta. Y ojo, que Mediapro también podrá seguir vendiendo la Champions mediante beIN Connect, su plataforma online.

Turno para los rivales de Movistar

Ahora quien tiene que mostrar sus cartas son los principales rivales de Movistar: Orange y Vodafone. Ya hablamos con ellos tras la subasta de LaLiga, cuando nos transmitieron que solo recomprarían a Movistar los derechos si el precio es "justo" y parecido podía pasar con la Champions. Eso sí, en este caso el precio a pagar por poder contar con el hipotético Movistar Champions no será el mismo que por el futuro Movistar LaLiga.

Mientras Movistar ha pagado 360 millones de euros por cada temporada de Champions, el valor de LaLiga sube a casi 1.000 millones de euros. Claro es que el número de partidos tampoco es el mismo, pero el coste de acceder a la Champions es mucho más bajo y supone un agujero de menor tamaño en las cuentas de los operadores. De todas maneras, Orange y Vodafone no tienen mucho tiempo para decidirse. La fase de grupo de la Champions empezará en poco más de dos meses. ¿Se atreverán Orange y/o Vodafone a salirse de la rueda del fútbol?

Imagen de portada | Nukamari
En Xataka Móvil | Los rivales de Movistar no se mueven de su postura: solo comprarán el fútbol si el precio es "justo"

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos