Publicidad

Apple pagará 25 millones de euros por ralentizar intencionadamente los iPhone en 2017

Apple pagará 25 millones de euros por ralentizar intencionadamente los iPhone en 2017
20 comentarios

Publicidad

Publicidad

Batterygate, este es el nombre que se le puso a la función de gestión de batería que ralentizó el rendimiento de los iPhone tras una actualización. Apple quiso aumentar la autonomía de los dispositivos cuando la batería estaba por debajo de ciertas cifras, pero no avisó a los usuarios de que esto sucedería, ni les permitió escoger si preferían autonomía a rendimiento, o viceversa.

La Dirección General de Competencia, Consumo y Control de Fraudes francesa (GDCCRF) ha acordado con Apple el pago de una multa por valor de 25 millones de dólares, por el caso acontecido en el año 2017.

Multa de 25 millones de euros por ralentizar los iPhone

Iphone

La fiscalía de París investigó la denuncia de la GDCCRF contra Apple, acusándola de no haber informado a los usuarios de que, tras la actualización a iOS 10.2.1 y 11.2 había una bajada en el rendimiento. Recalcan asimismo la dificultad en el caso de Apple para volver a una versión anterior de iOS, haciendo en la mayoría de estos casos que el problema fuera permanente.

"Si no se hubiera vuelto a la versión anterior del sistema operativo, muchos consumidores se habrían visto obligados a cambiar la batería o incluso a comprar un nuevo teléfono." GDCCRF.

La noticia saltaba en 2017 a través de Geekbench, donde se mostraba la presencia del algoritmo y cómo impactaba en el rendimiento de los iPhone tras la actualización. Apple confirmó que era algo intencional y que el principal objetivo era proteger los componentes del dispositivo. Desde la compañía indicaban que "se suavizaban las cargas de trabajo solo cuando era necesario, para evitar que el dispositivo se apagase de forma inesperada durante esas condiciones".

La única solución al problema del rendimiento fue reemplazar la batería por una nueva. De esta forma, no bajaba la frecuencia de reloj

La solución al problema era cambiar la batería por una nueva, algo que hacía que el algoritmo no se aplicase. Las bajadas de rendimiento llegaban a ser bastante notables, ya que la frecuencia del procesador podía llegar a bajar hasta los 600 MHz, un underclock considerable.

Tras la noticia, Apple abrió un programa de reemplazo de batería por 29 euros en 2018, una reducción de 60 euros respecto al precio anterior que tenía esta reparación. Actualmente, los iPhone informan sobre el porcentaje de batería real de las baterías, para que los usuarios puedan tener bajo control el estado de las mismas.

Vía | Engadget

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios