Compartir
Publicidad
El mayor enemigo de los fabricantes en China podrían ser las patentes
Móvil y sociedad

El mayor enemigo de los fabricantes en China podrían ser las patentes

Publicidad
Publicidad

Hasta ahora los fabricantes chinos de dispositivos móviles parecían haberse librado de las demandas por patentes y violación de propiedad intelectual. Centrarse en el mercado chino parecía hacerles objetivos poco interesantes para los grandes de la tecnología, pero sus diferentes expansiones internacionales podría cambiar esa situación.

Así lo indican desde Digitimes, donde revelan que fuentes cercanas a fabricantes en Taiwan han destacado que empresas como Nokia, Microsoft o Ericsson podrían estar preparando la puesta en marcha de demandas por violación de patentes a diversos fabricantes chinos como Xiaomi, Coolpad, Meizu, Oppo o Vivo.

China como gigante de las patentes

La protección de la propiedad intelectual se ha convertido en los últimos años en un jugoso negocio para numerosas empresas, que han defendido sus intereses atacando a otras muchas con la excusa de que estas últimas habían violado algunas de sus patentes.

Patentes China 1

Esa realidad se cumple para muchos mercados, pero es especialmente frecuente en el segmento de la tecnología, donde las patentes son motivo de debate y de polémica. En Estados Unidos patentar es casi un deporte nacional, y la U.S. Patent and Trademark Office (USPTO) en dicho país parece haber facilitado ese proceso de forma espectacular en los últimos tiempos.

Algo parecido parece estar ocurriendo en China, un mercado en el que las patentes han crecido de forma espectacular en las últimas tres décadas. Ese es el periodo cubierto por su ley de patentes "moderna", y en IPWatchDog precisamente analizaban la singular situación por la que pasa este país. En 2012 la State Intellectual Property Office (SIPO) de China concedió más patentes que ninguna otra oficina de patentes en todo el mundo, incluyendo a la de Estados Unidos.

En ese año se registraron, atención, 1,26 millones de patentes, lo que supuso un 31% más que en 2011, y como decían en ese informe, "ese es solo el principio", ya que el gobierno chino tiene el objetivo de conceder 2 millones de patentes en 2015, algo que el ex-director de la USPTO, David Kappos, calificón de "exorbitante". La cifra es aún más significativa cuando se tiene en cuenta que el 80% de las patentes concedidas en China en 2012 provenían de ciudadanos chinos, cuando en Estados Unidos los ciudadanos de ese país fueron responsables de tan solo el 50% de todas la patentes concedidas.

Patentes China 2

Empresas como Huawei y ZTE salen destacadas en ese informe por su inversión en I+D, y en el ámbito global solo Estados Unidos logra superar a China en ese tipo de inversión, y se espera que la supere en 2023. El gobierno chino incentiva a las empresas por conseguir patentes dentro y fuera de sus fronteras, pero además apoya las llamadas Utility Model Patents, las llamadas "patentes triviales", que son ampliamente consideradas como patentes de baja calidad pero que, eso sí, añaden volumen de forma notable -ver gráfico- a un catálogo que crece sin parar.

Copiar podría salir mucho más caro ahora

Hasta ahora el mercado chino ha sido implacable con las marcas extranjeras: Apple ha sido demandada en diversas ocasiones por diversas empresas y fabricantes chinos, y a menudo con criterios que muchos considerarían como mínimo sorpredentes.

Goophone 1

Es el caso de la empresa GooPhone, que en los mercados occidentales es famosa por sus réplicas de diseños de Apple, y que precisamente alegaba en 2012 que Apple había copiado el diseño de su GooPhone I5. Por supuesto lo que sucedía era lo contrario: el smartphone basado en Android de GooPhone era una réplica del iPhone 5, pero el fabricante chino amenazó con demandar a Apple si osaba vender sus teléfonos en China.

Como indican en el mencionado informe de IPWatchDog, Sony, Phillips, Canon o Del han tenido problemas similares con empresas que copiaban sus diseños o ideas con total impunidad: rara vez han ganado los casos, mientras que las empresas chinas han ganado demandas a la inversa: Scheider Electric perdió un caso de 48 millones de dólares y Samsung otro de 7,4 millones de dólares en los últimos tiempos.

Pero ahora la situación podría cambiar. En The Wall Street Journal analizaban esa repentina obsesión de varios fabricantes con la expansión internacional, y citaban las palabras del analista de BNP Paribas Peter Yu: "El mercado de los smartphones está saturándose en China. Si quieres seguir creciendo, tienes que mirar fuera". Por supuesto, uno de los peligros a los que se enfrentan esas empresas era el de las demandas por patentes fuera de su territorio, algo que no era necesario hasta ese momento porque como afirmaba Yu, "en China no han tenido que preocuparse mucho por litigios por patentes".

¿Qué será de las Xiaomi, Opppo, o Meizu en el futuro?

De hecho, esa amenaza de demandas por patentes es según muchos analistas es la que está haciendo que la expansión de empresas como Xiaomi se esté produciendo de forma muy cuidadosa. Por ahora solo presentes -y en la mayoría de los casos, de forma tímida- en países como Taiwán, Hong Kong o Singapur, y poco a poco en India, prometieron que en 2014 estarían en mercados como Brasil, Rusia Turquía o México.

Xiaomi Expansion

En otro artículo de The Wall Street Journal quedaba clara esa amenaza que podría poner en jaque el futuro de esos planes de empresas como Xiaomi, Oppo o Meizu, por citar algunos ejemplos:

Aun con todos los éxitos de Xiaomi, los rivales y los críticos han dicho que la empresa se enfrentará a violaciones de patentes si se expande a Estados Unidos o Europa porque no tiene la suficiente propiedad intelectual para llegar a acuerdos de licencias de patentes cruzadas con otros fabricantes de smartphones.

Xiaomi y otros fabricantes han demostrado desde hace meses su intención de dar el salto a los mercados internacionales, y esos procesos de expansión hacen que dichas empresas, que hasta ahora parecían haber operado a sus anchas en China, se enfrenten a una de las mayores amenazas para esos procesos de expansión.

Aunque Huawei, ZTE o Lenovo poseen más recursos a la hora de defenderse -la adquisición de Motorola o de patentes móviles de NEC por parte de Lenovo ayudará en esos hipotéticos procesos, afirman esas fuentes- otros fabricantes chinos no cuentan con tales mecanismos para contrarrestar los ataques legales de empresas ya muy curtidas en este tipo de procesos legales.

Vía | Digitimes
En Xataka Móvil | Xiaomi se defiende de las acusaciones de Jony Ive, de Apple: «Estamos dispuestos a regalarle uno de nuestros móviles para que hable con propiedad»

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio