Compartir
Publicidad
El smartphone, ¿disminuye o aumenta la brecha entre clases sociales?
Móvil y sociedad

El smartphone, ¿disminuye o aumenta la brecha entre clases sociales?

Publicidad
Publicidad

El teléfono móvil ha sido, desde prácticamente sus inicios, una herramienta que se ha incorporado a nuestras vidas ofreciéndonos cada vez más funcionalidades, potencia de cálculo y acceso a una fuente inagotable de información desde cualquier parte del mundo con la llegada de los terminales inteligentes y su conexión ubicua con Internet y otras redes.

El relativo bajo precio de muchos de estos terminales ha sido uno de los principales argumentos para ensalzarlos como estupendos instrumentos de aprendizaje y unificación cultural a lo largo y ancho del Planeta. Como reductores de la polémica brecha digital y como unificadores de la cultura humana. Pero, ¿es realmente así? ¿son los smartphones unos medios para luchar contra la brecha social o por el contrario la fomentan aún más?

Empecemos con un dato espectacular: En la actualidad, año 2014, según la UNESCO (United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization) somos 2.600 millones de usuarios móviles con conexión a Internet, cifra que se incrementará hasta 5.600 millones en 2019. Vamos, que para dentro de unos años tendemos a que haya casi un terminal móvil por cada habitante de la Tierra.

Smartphone Suscriptions

¿Qué supone esta enorme penetración? Pues que, potencialmente, una gran masa de población sin acceso a otros medios digitales, como ordenadores, puede usar su teléfono por ejemplo para potenciar algo tan básico como la lectura, el acceso a múltiples datos, etc., lo cual tiene importantísimos beneficios educativos, económicos y sociales.

El móvil todavía no es una herramienta que pueda sustituir al aprendizaje tradicional.

El problema está en esa "potencialidad", ya que disponer de un terminal con conexión a Internet no significa que se pueda acceder a la Red. Además de las censuras de algunos países en desarrollo, el acceso a tarifas móviles o a conexiones WiFi es escaso y limitado en estos países. El móvil puede ayudar, pero todavía no es una herramienta que pueda sustituir al aprendizaje tradicional.

Smartphone Suscriptions3

Modificando el cerebro de los más jóvenes

Hace unos días veíamos cómo el smartphone está influyendo en el modo de actuar humano y cómo algunos estudios señalaban conexiones entre su uso continuado, la multitarea y el descenso o modificación de la materia gris de nuestros cerebros. Parecía un resultado sorprendente, y eso que se había realizado con individuos adultos.

El verdadero impacto lo veremos en los próximos años, cuando los niños actuales maduren en un mundo que desde su nacimiento ha sido digital y rodeado por todo tipo de artefactos conectados, siendo el rey de todos ellos el terminal móvil inteligente. La adaptación de los jóvenes actuales a este nuevo medio de recibir información y de relacionarse con su entorno está cambiando su forma de pensar, de actuar e incluso sus capacidades laborales futuras, sus aptitudes, su cualificación profesional, aunque no nos demos cuenta.

Estadisticas Uso Móvil

Un reciente estudio de Ofcom nos mostraba cómo en el "Primer mundo", casi el 90% de los niños tienen acceso a un teléfono móvil con menos de 15 años, empezando cada vez desde más jóvenes en esta carrera smartphónica hacia la conectividad permanente. Como podéis imaginar, en los países en desarrollo esto no sucede así, ya que los móviles, a pesar de su relativo bajo precio son aún un equipamiento caro.

Los niños adquieren unas nuevas habilidades que se quedan grabadas en sus redes neuronales desde el principio, como si de un lenguaje nuevo se tratase

Estos niños que nacen con un teléfono debajo del brazo aprenden desde el comienzo de sus vidas a manejar la tecnología de forma natural, a entrar en Internet, a acceder a información (muchas veces sin criterio selectivo, pero eso lo dejamos para otro día), a relacionarse con entornos virtuales y, en definitiva, a adquirir unas nuevas habilidades que se quedan grabadas en sus redes neuronales desde el principio, como si de un lenguaje nuevo se tratase.

Es algo que los mayores ya no podemos conseguir, aunque lo intentemos con fuerza y tesón. Simplemente la plasticidad de nuestros cerebros es menor, más lenta y reticente a los cambios. Y es algo que tampoco pueden lograr en los países en desarrollo, ya que su capacidad para poner a disposición de los niños smartphones es muy limitada. Y en el caso de que se consiga parcialmente, no se puede seguir el ritmo de actualizaciones del resto del mundo.

Y la brecha social sigue creciendo

¿Qué supone ésto? Pues como señala el estudio "A new dimension of the digital divide", el smartphone, o más bien la falta del mismo, no sólo no está disminuyendo la brecha digital y de conocimiento humano, sino que la está incrementando, favoreciendo el retraso progresivo de las sociedades que no pueden poner a disposición de cada niño uno de estos teléfonos inteligentes.

el smartphone servirá como centro de la Internet de las cosas

La cuestión es delicada y su verdadero impacto la veremos cuando pasen una o varias generaciones de jóvenes con acceso a unos terminales que crecen en funciones y en control del entorno. En poco tiempo el smartphone servirá como centro de la Internet de las cosas, otra nueva forma de entender el mundo que moldeará nuestras mentes y que nos capacitará para desenvolvernos en un entorno cada vez más mecánico y artificial.

Y no basta con llevar de vez en cuando algunos móviles como gesto humanitario como se ha venido haciendo con libros y el material escolar tradicional. Si realmente se quieren disminuir las brechas culturales es necesario una actualización constante y frecuente de las capacidades de estos teléfonos. De lo contrario corremos el riesgo de remarcar todavía más las diferencias sociales entre estos "dos mundos" hasta límites que a día de hoy no somos capaces ni nos atrevemos a prever.

Más información | A new dimension of the digital divide: Exploring the relationship between broadband connection, smartphone use and communication competence
En Xataka Móvil | En 2019 seremos más de 5.600 millones de usuarios móviles conectados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio