Compartir
Publicidad

La CNMC da el primer paso para que las cabinas telefónicas desaparezcan de nuestras calles

La CNMC da el primer paso para que las cabinas telefónicas desaparezcan de nuestras calles
7 Comentarios
Publicidad

Siguen estando ahí pero ya casi nadie las toca. En su día las cabinas telefónicas nos sacaron de más de un apuro, porque los móviles todavía no se habían popularizado o porque nos habíamos quedado sin batería, pero desde que el móvil se popularizó las cabinas han ido perdiendo relevancia. De hecho la estadística dice que un 88% de las personas no han tocado una en la vida.

La existencia de las cabinas depende en gran parte de la Ley General de Telecomunicaciones, que mantiene a esas reliquias dentro del Servicio Universal que tiene que proporcionar Telefónica. Pero puede que esa existencia deje de estar garantizada pronto, porque la CNMC ha propuesto al Ministerio de Industria que las cabinas dejen de estar dentro de ese Servicio Universal.

El Servicio Universal, que costean los tres grandes operadores, garantiza a los usuarios la disponibilidad de un ADSL de 1 Mbps con cinco gigas de límite de descarga por 36 euros, el poder solicitar la guía de abonados (aquellas Páginas Blancas) que desde el 2014 solo se entregan bajo petición y la existencia de las cabinas telefónicas.

Pero dado el menor uso de esas cabinas y su coste de mantenimiento, que pasó de 400.000 euros en 2012 a 1,2 millones en 2013, el regulador ha propuesto que las cabinas, al igual que las guías de abonados, dejen de estar dentro del Servicio Universal. Si el Ministerio aceptase esa petición, quedaría en manos de Telefónica mantener, reconvertir o hacer desaparecer las cabinas.

Un paso que ya han dado otros países

El paso que pide dar la CNMC, como ellos mismos dicen, va acorde a lo que está pasando en otro países. El descenso del uso de las cabinas es algo que ocurre en todos los países, que han buscado distintas salidas. El ejemplo más conocido quizás es el de Nueva York, que está convirtiendo las viejas cabinas en puntos WiFi. En el caso inglés, con esas cabinas rojas que todos tenemos en mente, las cabinas están siendo vendidas por 2.500 euros, mientras que en Francia ya se ha dado al operador responsable, Orange, la libertad de retirarlas.

Vía | CNMC
Foto de portada | Jacinta Lluch Valero
En Xataka Móvil | La cabina de teléfono no morirá nunca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio