Compartir
Publicidad

Los móviles plegables serán un estándar en cinco años, según el CEO de Huawei

Los móviles plegables serán un estándar en cinco años, según el CEO de Huawei
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si por algo estuvo marcado el Mobile World Congress 2019 fue por la presentación de dos móviles plegables por parte de dos de las empresas más importantes del sector: Samsung y Huawei. Ambos, además de ser plegables cada uno a su manera, tienen una cosa en común, y es que son bastante caros. El Galaxy Fold tendrá un precio de salida de 1.980 dólares, mientras que el Mate X de Huawei saldrá por unos 2.300 euros.

El motivo es sencillo: es una tecnología nueva, complicada y, por lo tanto, cara. Sin embargo, algunas compañías como TCL (Alcatel y Blackberry) ven en estos dispositivos el futuro del sector, alegando que vuelven a dar protagonismo al factor forma. Huawei tiene una visión similar, hasta el punto de que su CEO, Yu Chendong, cree que serán un estándar en cinco años.

También serán más baratos, hasta cuatro veces

En una entrevista con el medio alemán Welt, Chendong ha hablado sobre su actual dispositivo plegable y el futuro de dicha línea de productos. De acuerdo al CEO, el Huawei Mate X "tendrá un impacto significativo en el mercado de smartphones de los próximos años", a lo que Thomas Heuzeroth, editor del medio, respondió que hay otras marcas que también han presentado sus alternativas, haciendo un guiño al Samsung Galaxy Fold.

A esto, Chendong respondía que cree que "en cinco años estos móviles inteligentes serán estándar para el despliegue", lo que se traduce en que en cinco años los móviles plegables serán mainstream. Añadía el CEO que "si tenemos nuestro Mate X en el mercado, muchos nos imitarán. Si bien tenemos muchas patentes sobre la tecnología en este dispositivo, muchos fabricantes, especialmente de China, no serán disuadidos".

Según Huawei, podrán empujar las pantallas plegables al rango de los 1.000 euros y, posteriormente, a los 500 euros

Sin embargo, uno de los requisitos para que una tecnología se normalice es que sea asequible. Está pasando con los coches eléctricos y con los móviles plegables no será una excepción. El Mate X tiene un precio de 2.300 euros, y la razón es sencilla: "Los componentes, especialmente la pantalla y la bisagra, son muy caros", tal y como apunta Chendong. Sin embargo, conforme la tecnología y los procesos de producción se optimicen y abaraten, el precio de los dispositivos lo hará también.

"Al principio, el smartphone se venderá principalmente como un producto premium", opina el CEO, "pero más tarde también empujará en el segmento de precio medio. Con el tiempo, podremos empujarlo por debajo de los 1.000 euros", algo para lo que, dicen, necesitarán uno o dos años, pero no se queda ahí. También pretenden llevarlo al rango de los 500 euros, aunque "eso llevará más tiempo". Claro está, "también depende de qué tan bien se acepte el dispositivo".

Finalmente, desde Huawei creen que el futuro de los smartphones pasa por mejoras en la batería y en los tiempos de carga, así como en el apartado fotográfico y la Inteligencia Artificial. Sin embargo, la empresa tiene la vista puesta en dispositivos de "100 o 200 pulgadas", dejando caer que, si bien esto "no es posible con un teléfono inteligente [...] las gafas podrían hacerlo", tras lo cual afirman que están trabajando en tales gafas y que "no necesitaremos cinco años para eso".

Vía | Welt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio