Compartir
Publicidad

Un nuevo ataque DDoS llega desde China, y miles de smartphones infectados han formado parte de él

Un nuevo ataque DDoS llega desde China, y miles de smartphones infectados han formado parte de él
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los ataques a través de Internet son habituales, tanto como que están ocurriendo constantemente. Y para muestra, el mapa de Norse con datos en tiempo real. De hecho, los smartphones están siendo parte esencial de muchos de estos ataques.

El funcionamiento, sencillo: aplicaciones que instalan o ejecutan software malicioso que hace que nuestro smartphone realice tareas no deseadas, muchas veces de forma completamente automática y transparente al usuario. Del último gran caso hablan en la BBC: 650.000 móviles han sido infectados y han 'atacado' una web con 4.500 millones de peticiones, un DDoS en toda regla.

Los detalles son peliagudos, y nos hacen darnos cuenta de lo indefensos que muchas veces estamos. Los relatan en CloudFare, donde hablan de que el 99,8% de las peticiones provienen de China, de las cuales el 72% son móviles (23% escritorio y 5% de tablets). El software infectado instala navegadores 'ocultos' al usuario, definidos con nombres como iThunder, MetaSr, F1Browser, QQBrowser, 2345Explorer o UCBrowser, y que son los encargados de lanzar las peticiones al servidor objetivo del ataque. Éstas llegaron a alcanzar una frecuencia de más de 1.000 millones a la hora, un tráfico que la inmensa mayoría de servidores no pueden soportar.

650.000 dispositivos infectados, de los cuales el 72% eran smartphones, generaron 4.500 millones de peticiones a un servidor alcanzando una frecuencia de más de 1.000 millones a la hora.

Desde hace un tiempo se está debatiendo la problemática sobre los ataques DDoS, crecientes con el incremento en el uso de Internet en la última décadas. Además, iniciativas como el 'Gran Cañón' de China potencian aún más el problema del que llevamos años hablando (¿Qué es, cómo se lleva a cabo y cómo afecta un DDoS?, en Genbeta).

Smartphone Girl

Por otro lado los smartphones 'siempre conectados' añaden una nueva potencia a los DDoS, permitiendo que los ataques puedan lanzarse desde cualquier lugar del mundo a través de conectividad móvil. Estás siempre encendidos, siempre conectados (WiFi, conectividad móvil) y el universo de apps disponibles facilita la introducción de malware. El problema continúa y por ahora no hay visos de que vaya a finalizar pronto.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio