Compartir
Publicidad

Un nuevo informe de expertos españoles desvincula el uso del móvil y WiFi de problemas de salud

Un nuevo informe de expertos españoles desvincula el uso del móvil y WiFi de problemas de salud
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

En numerosas ocasiones han aparecido informes y estudios que desvinculaban por completo el uso de móviles o de redes WiFi de problemas de salud. Los conspiranoicos han querido relacionar las antenas de telefonía con el cáncer e incluso se ha hablado mucho de la Hipersensibilidad Electromagnética, que no es exactamente una enfermedad provocada por las emisiones de aparatos eléctricos, ordenadores y líneas de alta tensión.

Pero hoy los que todavía siguen defendiendo teorías desmontadas en repetidas ocasiones han recibido un nuevo varapalo. El Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), dirigido y coordinado por el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) ha publicado el Informe sobre Radiofrecuencias y Salud que reafirma lo que ya era conocido: no hay ningún efecto nocivo en la salud como consecuencia de la exposición a redes móviles o inalámbricas.

Lo primero que ha comprobado en el estudio es la potencia con la que emiten las antenas de telefonía, y han podido comprobar que la potencia usada es muy inferior a los límites establecidos por la OMS y la Unión Europea. El mismo estudio asegura que la reducción de los límites solo generaría problemas, por la necesidad de instalar más antenas, con los problemas ambientales, económicos o administrativos que ello provocaría.

No hay relación con los tumores cerebrales

Los estudios clínicos y epidemiológicos analizados por CCARS desde 2013 hasta 2016 también dejan otra conclusión muy clara: no se observa un aumento en el riesgo de tumores cerebrales en usuarios de teléfonos móviles. El estudio no aprecia un aumento de casos entre usuarios de telefonía móvil respecto al estudio de 2013 ni encuentra tendencias en países desarrollados que relacionen la aparición de tumores cerebrales con el uso de móviles.

También asegura el mismo estudio que las antenas no producen interferencias con los marcapasos cardíacos, aunque recomienda mantener a al menos 15 centímetros de distancia del marcapasos el móvil cuando esté encendido. Por último, en el ámbito hospitalario se recomienda mantener los móviles a al menos un metro de distancia de aparatos médicos que se estén usando para tratar o vigilar a un paciente.

Más información | Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud
En Xataka | ¿Qué es y qué no es la Hipersensibilidad Electromagnética?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos