Publicidad

Telefónica ahorrará 220 millones de euros en salarios en 2021 prejubilando a 2.636 de sus trabajadores en España

Telefónica ahorrará 220 millones de euros en salarios en 2021 prejubilando a 2.636 de sus trabajadores en España
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

La jubilación anticipada es uno de los mecanismos de los que disponen las empresas para prescindir del personal de más edad que aún no ha llegado a la fecha legal en que pueden acceder al retiro profesional. Así, las empresas borran de sus cuentas gastos de personal (220 millones de euros en el caso de Telefónica) que suelen ser elevados pues corresponden a empleados con una larga trayectoria dentro de la compañía a los que se les suponen grandes emolumentos.

Telefónica es uno de las empresas que usa estos mecanismos, como otras tantas compañías del calibre de bancos o multinacionales eléctricas, y su Plan de Suspensión Individual ya está en marcha. Un plan que no es más que una forma de llamar a un acuerdo con sus empleados para que estos abandonen el mercado profesional antes de tiempo a cambio de un ahorro de costes para la compañía. En concreto, de 2.636 empleados.

Bajas voluntarias y forzosas

Pallete

Como en todos los procesos de jubilación anticipada, hay una serie de requisitos que han de cumplirse, lo que ocurre con el Plan de Suspensión Individual de la propia Telefónica. El más importante de todos, que acogerse a este plan es algo voluntario por parte del trabajador en la franja de edad de los 53 a los 65 años, por lo que no pueden existir coacciones del lado de la empresa. El empleado debe querer retirarse, pero hay más.

El PSI de Telefónica es voluntario para empleados de más de 53 años, y forzoso para los de más de 65 años

En el Plan de Suspensión Individual de Telefónica entran 2.636 empleados, casi todos ellos acogidos al mismo de forma voluntaria. Decimos "casi" pues en este PSI de la operadora hay un matiz: todos los trabajadores deberán tener al menos 53 años, pero sólo los menores de 65 años tendrán una inscripción voluntaria. Telefónica reserva un apartado de salidas forzosas para los mayores de 65 años que aún continúan en plantilla.

Como ocurre en estos casos, el PSI de Telefónica ha sido negociado con empleados y sindicatos y en él se incluyen una serie de condiciones a cumplir por parte de la empresa. El principal, que Telefónica se hará cargo del 68% de la nómina de estos empleados hasta el día en que llegue su edad efectiva de jubilación. Pero además se mantendrán los beneficios sociales de los empleados, como el seguro médico de la compañía.

Este PSI de Telefónica no es el primero que se ejecuta en la empresa, ni mucho menos. Anteriormente, Telefónica ya llevó a cabo un plan de jubilaciones anticipadas entre 2016 y 2018 que se cerró con más de 6.000 empleados abandonando la compañía, lo que suponía un 75% del total de empleados que podrían haberse acogido al plan. En este último, el porcentaje de empleados "elegibles" ha sido de entre el 50% y el 60%.

El PSI de Telefónica, ¿en qué beneficia y a qué compromete?

Double

Como ha comentado la propia Telefónica, la nueva reestructuración de su plantilla en España, que afectará a 2.636 trabajadores, debe permitirles ahorrar aproximadamente 220 millones de euros anuales a partir del próximo 2021. Las anteriores reestructuraciones, por ejemplo, han tenido un impacto significativo en las cifras de la compañía: 1.732 millones de euros en España en el último trimestre.

En definitiva, la compañía alivia así el gasto en plantilla en España en nueve cifras, pero este Plan de Suspensión Individual conlleva una serie de compromisos para la compañía, negociados con los sindicatos que representan a sus trabajadores. Por cada empleado que cause baja voluntaria (o forzosa si cuenta con más de 65 años), Telefónica se compromete a contratar al menos a dos personas. Uno sale, dos entran.

Por cada baja, Telefónica se compromete a contratar dos nuevos empleados, uno de ellos de menos de 35 años

Esto significa que Telefónica debe aumentar su plantilla española en 5.272 trabajores, con un saldo positivo para la pantalla de 2.636 trabajadores una vez finalice su nuevo PSI. Además, al menos la mitad de estos nuevos empleados deberá tener menos de 35 años, por lo que se promueve que la plantilla reduzca la edad media y permita el acceso a empleados más jóvenes.

Así, Telefónica prescinde de 2.636 trabajadores de más de 53 años (entre voluntarios e involuntarios) y se compromete a contratar a más de 5.200, facilitando también el acceso a empleados más jóvenes. Veremos si las previsiones de la empresa se cumplen y logran ese ansiado recorte en los gastos para el año 2021, aunque aún tardaremos dos años en comprobar si se ha acertado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir