Publicidad

Adiós a las cabinas telefónicas: la CNMC recomienda ponerles punto y final en 2020

Adiós a las cabinas telefónicas: la CNMC recomienda ponerles punto y final en 2020
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

A finales de año, el 31 de diciembre, finalizará el periodo de designación para la prestación de los elementos que conforman el servicio universal de telecomunicaciones (SU). A partir de ese momento, Teléfonica dejará de prestar los servicios y se seleccionarán nuevos operadores mediante una licitación pública, y la CNMC no ha querido dejar pasar la ocasión para dar una serie de recomendaciones de futuro centradas en la velocidad mínima garantizada y la obligatoriedad de mantener las cabinas en el SU.

En dos informes realizados a petición de la Secretaría de Estado para el Avance Digital (SEAD), la CNMC ha hecho hincapié en la necesidad de actualizar la velocidad mínima garantizada en el SU, que actualmente es de 1 Mbps y 5 GB de descarga (algo que queda muy por debajo de lo ofrecido con la tecnología actual). De la misma forma, insta a suprimir el servicio "al haberse constatado el progresivo abandono de su uso".

"1 Mbps no se ajusta a la evolución social y tecnológica"

5G En España ya estamos empezando a probar las bondades del 5G.

Recordemos que el SU está recogido en la Ley General de Telecomunicaciones y garantiza que todos los ciudadanos, "con independencia de su localización geográfica", puedan acceder a una serie de servicios "con una calidad determinada y a un precio asequible". En pocas palabras, significa que la red debe llegar a todas y cada una de las ubicaciones del país, incluso a aquellas que no son rentables.

El servicio universal contempla los precios máximos de la cuota de alta y de la cuota mensual que Telefónica puede aplicar según las prestaciones. Por ponerlo en contexto, una línea y banda ancha a 1 Mbps sin servicio telefónico tiene una cuota de alta de 66 euros y supone una mensualidad de 29,90 euros. A fecha del 1 de enero de 2017 y hasta el 31 de diciembre, como podemos ver en la web de la SEAD, son los siguientes:

  • "Línea + servicio telefónico (línea individual): Cuota de alta de 83,53€ y cuota mensual de 14,379€.

  • Banda ancha a 1Mbps sobre línea existente: Cuota de alta de 0€ y cuota mensual de 19,90€.

  • Línea + Banda ancha a 1Mbps (sin servicio telefónico): Cuota de alta de 66€ y cuota mensual de 29,90€.
  • Línea + servicio telefónico + Banda ancha a 1Mbps: Cuota de alta 83,53€ y cuota mensual de 34,279 € (14,379 + 19,900)."

La cuota mensual del servicio de Internet de banda ancha incluye entre 1 Mbps y 256 Kbps con un límite de descarga de cinco gigabytes. Tras agotar el límite, la velocidad se reduce a 128 o 64 kbps. Visto esto, la CNMC "recomienda el establecimiento de determinadas condiciones y parámetros de calidad mínimos con el fin de evitar ciertas limitaciones de velocidad y/o volúmenes de datos a los usuarios finales por parte del adjudicatario".

Casi todas las líneas contratadas en 2018 tenían una velocidad de 10 Mbps

Y es que "el ofrecimiento de 1 Mbps no se ajusta a la evolución social y tecnológica actual y, de hecho, prácticamente no existen en el mercado ofertas comerciales inferiores a 10 Mbps". Tanto es así que en 2018 casi el 100% de las líneas contratadas tenían una velocidad superior a 10 Mbps y siete de cada diez superaban los 30 Mbps. Ofrecer 1 Mbps como mínimo dista mucho de ser lo que se pretende conseguir con la Estrategia Nacional de redes Ultrarrápidas, que reza lo siguiente:

"La Estrategia adoptará las medidas precisas para alcanzar los objetivos concretos de cobertura y adopción establecidos por la Agenda Digital para Europa e incorporados a la Agenda Digital para España y, en particular, para lograr la universalización de una conexión que permita comunicaciones de datos de banda ancha que se extenderá progresivamente, de forma que en el año 2017 alcanzará una velocidad mínima de Internet de 10 Mbps y antes de finalizar el año 2020 alcanzará a todos los usuarios a una velocidad mínima de Internet de 30 Mbps, y que al menos el 50% de los hogares puedan disponer de acceso a servicios de velocidades superiores a 100 Mbps".

Las cabinas son un pozo sin fondo

Cabinas

La CNMC siempre ha sido clara con respecto a las cabinas. Se ha pronunciado en diferentes ocasiones instando a sacar el servicio del SU, y en esta ocasión no ha sido diferente. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia insta a suprimir el servicio tras "haberse constatado el progresivo abandono de su uso, en términos de tráfico de llamadas, de ingresos y de distribución territorial de su uso".

El Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas no incluye a las cabinas en el servicio universal y en España su uso es residual. Actualmente hay 16.000 cabinas repartidas por todo el territorio nacional, bastantes menos que las 55.000 que había en 1999, y si bien la inmensa mayoría funcionan sin problemas, a día de hoy se hace menos de una llamada al día desde ellas.

Actualmente se hace menos de una llamada diaria a través de las cabinas

Telefónica las mantiene y, a pesar de que se barajaba la idea de que a finales de 2018 el Gobierno las sacase del SU, se mantuvieron, suponiendo un coste de 4,52 millones de euros anuales para el operador. Y es que de las 16.000 cabinas que habitan en nuestras calles, la mitad no se usan nunca y 12.000 dejaron de ser rentables hace años.

Es un servicio deficitario y cuyo mantenimiento obligatorio está en duda. El Código Europeo de las Comunicaciones Electrónicas contempla la posibilidad de que se pueda prestar el servicio en determinadas ocasiones y circunstancias, algo que podría utilizarse para mantener las cabinas en aquellas ubicaciones en las que la cobertura sea débil.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir