Publicidad

El MPEG-5 EVC quiere ser el estándar para el vídeo 8K con el apoyo de Samsung, Huawei y Qualcomm

El MPEG-5 EVC quiere ser el estándar para el vídeo 8K con el apoyo de Samsung, Huawei y Qualcomm
3 comentarios

Los formatos de vídeo están en constante evolución, sobre todo desde que la resolución comenzó a aumentar de forma desaforada tras la llegada del 4K al ecosistema móvil. El problema a resolver era el de almacenar un vídeo que crecía más que los almacenamientos internos en un mercado que rechazaba cada vez más las tarjetas microSD, sobre todo entre las gamas altas. De ahí que surgiesen alternativas como el HEVC (H.265), o el nuevo MPEG-5 EVC.

El HEVC está siendo el formato dominante en estos momentos entre los teléfonos que ya permiten la grabación de vídeo en resolución 8K, pero este formato tiene un problema intrínseco con las licencias, debido a que las patentes están divididas entre distintos paquetes, lo que complica mucho su adopción tanto por fabricantes de smartphones como por parte de los desarrolladores. MPEG-5 EVC pretende unificar un poco este mercado, y cuenta con el apoyo de Samsung, Huawei y Qualcomm.

Misma calidad que el HEVC, menos tasa de bits

Patentes La estructura de las patentes del sistema HEVC

"La situación se volvió diferente con el HEVC, donde hay tres grupos de patentes distintos y muchos titulares de patentes individuales que no ofrecen estas patentes a través de ninguno de estos grupos".

Así reza parte de una presentación sobre el estándar HEVC que parece ser cualquier cosa menos un estándar, debido a lo complicado de su implementación. De ahí que exista un movimiento activo en estos momentos para establecer el MPEG-5 EVC como el nuevo estándar de cara a los próximos meses, cuando el 8K comience a extenderse de forma más masiva, pues en estos momentos es absolutamente minoritario en cuanto a producción y consumo.

Un encuesta llevada a cabo en el pasado 2019 descubrió que el estándar HEVC estaba incluido en sólo un 12% de los servicios de vídeo OTT, mientras que otros estándares pugnan por hacerse también un hueco de forma dominante. Youtube está apostando por el AV1, por ejemplo, mientras que viejos conocidos y actualizados como el H.266 hacen lo propio por su parte, o el códec VP9.

Con la misma calidad que el HEIV, el MPEG-5 puede reducir sensiblemente el ancho de banda necesario

El nuevo MPEG-5 EVC, siglas de Essential Video Encoding, se conoce principalmente como MPEG-5 y cuenta como una de sus principales virtudes el hecho de estar basado en un sistema, el MPEG, con más de dos décadas de antiguedad en el mercado, lo que facilita enormemente el acceso a sus distintas patentes, yt ambién facilita la adopción del propio estándar. Como decíamos antes, Huawei, Samsung y Qualcomm son los principales interesados en estos momentos en que el MPEG-5 se imponga sobre el resto, al menos de forma mayoritaria.

Este MPEG-5 es capaz de ofrecer la misma calidad en reproducción que el actual HEVC pero al mismo tiempo es capaz de ofrecer una tasa de bits un 26% más baja de media, lo que reduce también el ancho de banda necesario para la reproducción de este tipo de contenidos cuando hablamos del streaming. Veremos qué ocurre finalmente pero por ahora, el MPEG-5 tiene padrinos de peso impulsando aire a sus espaldas, y tal vez eso sea suficiente para decantar la balanza a su favor.

Vía | Android Authority

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios