Publicidad

Por qué en fotografía móvil tres no son multitud, sino la cifra perfecta

Por qué en fotografía móvil tres no son multitud, sino la cifra perfecta
1 comentario

Los teléfonos móviles han ido adoptando funcionalidades que antes eran patrimonio de dispositivos dedicados específicamente a esas tareas. La navegación GPS es un ejemplo, acabando con el boom de los navegadores tipo TomTom. O la reproducción de audio, pulverizando el mercado de los reproductores MP3. 

La fotografía, por su parte, ha precisado de una evolución tecnológica más refinada, aunque los móviles han acabado por canibalizar también el mercado de cámaras compactas. De hecho, es un elemento que está presente en todos los  smartphones, incluidos los de gama de entrada como el nuevo Alcatel 3L 2020, que como veremos enseguida, no se conforman con su mera presencia. 

Las cámaras de los móviles han ido mejorando a lo largo de la última década, pasando de resoluciones de apenas 2 Mpx a 8 Mpx, 16 Mpx, 40 Mpx e incluso llegando a cifras extremas como 108 Mpx. Con todo, el punto de inflexión en la evolución de la fotografía móvil ha sido la integración de múltiples cámaras en los dispositivos para suplir la carencia de zoom, un argumento relevante que impedía prescindir de un modo rotundo de las cámaras compactas.

Pisando el acelerador

En los tres últimos años es cuando hemos presenciado una evolución más rápida en la adopción de múltiples cámaras y de más calidad. Es el resultado de la conjunción de varios factores, comunes ─todo sea dicho─ a la evolución de otras áreas tecnológicas. Por un lado, los sensores que se usan en las cámaras de los smartphones han alcanzado un grado de madurez notable, al tiempo que sus precios se han ido reduciéndose al beneficiarse de mayores volúmenes de producción.

Alcatel 3l Chameleon Blue

Por otro, tenemos la evolución de los SoC, responsables de hacer que los móviles funcionen con agilidad y puedan afrontar todas las tareas cotidianas que realizamos con un smartphone. Ahora integran aceleradores específicos para el procesamiento de imágenes en general y de la información proveniente de los sensores de las cámaras en particular. Incluso tienen capacidad para gestionar múltiples ópticas en un mismo terminal sin que se resienta el rendimiento.

Además, las economías de escala hacen posible que esta integración de un número creciente de cámaras no sea a expensas de aumentar el precio. Un ejemplo de esta premisa lo tenemos en los terminales de gama de entrada de la familia Alcatel 3. En 2018, el Alcatel 3 contaba con una única cámara trasera y, en 2019, el Alcatel 3L sumaba una más. Este año, el Alcatel 3L 2020 ya exhibe hasta tres cámaras traseras. Y esta evolución se produce sin que afecte al posicionamiento del terminal dentro de la gama de entrada con un precio sumamente competitivo.

Adoptando la mejor tecnología

En un terminal como el Alcatel 3L 2020, la mayor responsabilidad es la de elegir qué tecnologías incorporar para que tengan sentido y ofrezcan una experiencia de uso coherente con el posicionamiento del móvil. En este caso, se ha optado por integrar una cámara principal trasera con tecnología de combinación de píxeles (pixel binning) de 48 Mpx, buen tamaño del sensor, enfoque PDAF y luminosidad de F1.8. Esta tecnología permite obtener fotos de buena calidad incluso en condiciones de luz complicadas.

Alcatel 3l 2

Al mismo tiempo, tenemos una cámara ultrawide, algo menos ambiciosa pero polivalente, que permite capturar escenarios donde se requiera mostrar la amplitud de lo que estamos viendo, como sucede en la fotografía de paisajes. También hace las veces de sensor de profundidad. Finalmente, tenemos una cámara macro de 2 Mpx en el caso de que queramos apreciar los detalles de objetos o elementos de la naturaleza.

Son tres ópticas muy bien elegidas. El súper gran angular, por ejemplo, es más útil que un zoom 2x si tenemos que elegir entre ambos. El zoom 2x podemos conseguirlo muchas veces acercándonos más a las escenas. Pero, el súper gran angular requiere de una óptica real para conseguir ese efecto tan particular de amplitud y profundidad.

Alcatel 3l 2020 Desktop 01 3

El macro, por su parte, añade una dimensión muy interesante y divertida con un importante “efecto wow” en las fotos que hagamos con esta cámara. El resultado, es un sistema de cámaras versátil y equilibrado dentro de una complicada gama donde los fabricantes tienen que elegir con mucho cuidado qué integran y qué no para ser competitivos.

La cámara selfi de 8 Mpx y apertura F2.0 está elegida igualmente desde la perspectiva del equilibrio entre mega píxeles y tamaño del sensor, con una buena luminosidad.

IA, pantalla, SoC y almacenamiento: soluciones de mucho compromiso

No solo se trata de las cámaras: una buena experiencia de uso depende también de la elección del SoC y la capacidad de almacenamiento. Y de la presencia de “ayudas” en la parte del software que faciliten, por ejemplo, la obtención de buenas fotos, aunque no sepamos de fotografía, o el uso del terminal. Android 10, por sí mismo, es un sistema operativo fácil de usar y, en el caso del Alcatel 3L 2020, nos beneficiaremos además del asistente de Google.

En la parte de la fotografía, añade una capa de IA, que también se ha convertido en una tendencia fuerte en los últimos dos años. No hay que esperar milagros, pero la IA sí que facilita que las fotos salgan como esperaríamos a partir de la detección de hasta 22 escenas diferentes. Por ejemplo, con vegetación se acentuarán los tonos verdes para enfatizar la ambientación en un escenario natural, o se aumentará la saturación para remarcar el colorido de las flores.

alcatel 3l

La pantalla, llegados a este punto, tiene que ser capaz de hacer que las fotos “luzcan”. En fotografía móvil es poco probable que las fotos “salgan” del ámbito de las pantallas. Hacemos la foto, la contemplamos, la compartimos en WhatsApp, Instagram o cualquier otra red social, etcétera. Como mucho, las veremos en pantallas de televisión o de ordenador a una resolución de hasta 4K, pero habitualmente Full HD (1080p).

La tecnología LCP IPS del Alcatel 3L 2020, con un tamaño de 6,22" y relación de aspecto 19:9 es una opción todoterreno, con acabado 2.5D, como dictan las tendencias actuales, y con una buena relación pantalla/cuerpo, en torno al 87,5%. Pantallas más grandes complican el manejo del terminal y más pequeñas penalizan la visualización de los elementos y contenidos.

El SoC es un octa core Mediatek Helio P22 con tecnología de 12 nm. Se trata de un procesador con cores de alto rendimiento y de alta eficiencia bien elegido, que permite que la batería de 4.000 mAh tenga una duración suficiente como para no estar preocupados por la autonomía cuando salgamos de casa con el móvil.

Alcatel 3l 2020 Desktop 01 5

Qualcomm tiene más renombre que Mediatek en lo que a SoCs se refiere, pero en estas gamas fabricantes como Mediatek consiguen apurar al máximo el rendimiento y la integración de procesadores de imagen y comunicaciones fiables y eficientes

Por otro lado, 64 GB de capacidad parece una cantidad óptima que no dará problemas de espacio de almacenamiento.

Equilibrio inteligente

La adopción de tres cámaras traseras con usos fotográficos diferenciados es una buena elección por parte de Alcatel en el modelo 3L 2020: la cámara principal, de gran calidad y uso multipropósito; la ultrawide, que hace las veces de sensor de profundidad para las fotos con efecto de desenfoque selectivo; y la macro para fotos de aproximación. 

Además, la IA facilita el uso de la cámara. De este modo, incluso los que no tengan mucha idea sobre la técnica obtendrán fotos que se adaptan al tipo de escena que están retratando. Estéticamente estas tres cámaras traseras no molestan para nada, ni tampoco son un estorbo para la ergonomía. La cámara frontal, por su parte, ocupa un espacio mínimo con un notch ultrarreducido.

En tres años, Alcatel ha ido de una única cámara trasera a tres, pasando por dos cámaras donde solo una de ellas era usable fotográficamente. Todo un sprint tecnológico.

Imágenes| Alcatel

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios