Publicidad

¿Allana la compra de patentes de Xiaomi a Microsoft su expansión internacional?
Otras

¿Allana la compra de patentes de Xiaomi a Microsoft su expansión internacional?

Publicidad

Publicidad

Saltaba hoy mismo a los medios la noticia de que Xiaomi y Microsoft se habían dado la mano en cuanto a la instalación por parte del primero de las aplicaciones del segundo en sus teléfonos. El acuerdo de instalación de aplicaciones estaba englobado en una compra de patentes de Microsoft, 1.500 patentes concretamente que ahora están en manos de Xiaomi.

Se comenta desde hace bastante tiempo que las patentes son el principal freno para que Xiaomi se lance al mercado internacional de una vez, pese a que el fabricante chino ya está presente en algunos países, lejos de la primera línea pero habiendo cruzado sus fronteras. Es inevitable pensar que este movimiento de compra de patentes pueda pertenecer al plan de expansión internacional que debía liderar Hugo Barra.

El bajo precio de Xiaomi

Xiaomi Redmi Note 3

China es China. Es una afirmación un tanto evidente pero son muchos los fabricantes que han experimentado lo que significa realizar negocios en el interior de la Gran Muralla. Un país en el que la empresa local se cuida como si fuese oro y en el que rigen otras normas distintas al exterior. Un país en el que la copia no es motivo de escarnio sino todo lo contrario, se considera una forma de homenaje.

En este caldo de cultivo ha crecido una Xiaomi que continúa fabricando terminales de buena calidad a precios que su competencia, allende las fronteras de China, sólo puede soñar. Uno de los principales motivos de estos bajos precios puede ser, pues nunca se ha hecho oficial, la ausencia de pago por las distintas patentes a la hora de construir sus teléfonos.

Xiaomi puede estar librándose de pagar, literalmente, más de 100 euros por cada teléfono vendido

Hasta 120 euros de royalties para un teléfono de 400 euros de precio. Era el cálculo que hacían nuestros compañeros de Xataka en un interesante artículo acerca de cuánto cuestan las patentes para poder construir un teléfono móvil. Patentes de pago por uso, claro, nada que ver con las crossing licenses, o patentes de uso cruzado, que intercambian algunos gigantes como Samsung y Google.

Aun con todos los éxitos de Xiaomi, los rivales y los críticos han dicho que la empresa se enfrentará a violaciones de patentes si se expande a Estados Unidos o Europa porque no tiene la suficiente propiedad intelectual para llegar a acuerdos de licencias de patentes cruzadas con otros fabricantes de smartphones.

Este sobreprecio por utilizar patentes registradas por otras empresas haría que los móviles de Xiaomi costasen más de lo que cuestan actualmente, y es algo de lo que se acusa a los chicos de Barra desde hace tiempo. Y uno de los principales argumentos esgrimidos para que la empresa no esté ya presente en todo el planeta, incluso ahora que sus ventas en México y otros países sudamericanos se resienten.

Microsoft, ¿un enemigo menos?

Microsoft Xiaomi

Este movimiento de compra de patentes de Microsoft por parte de Xiaomi podría responder a un movimiento de internacionalización, a la compra de ciertas patentes necesarias para construir sus terminales y que podrían permitir a los chinos, llegado el caso, reclamar dinero a su competencia. Algo que ya hace Microsoft habitualmente, pues recordemos que cada teléfono Android vendido reporta beneficios a los de Nadella.

No se ha especificado qué patentes van incluidas en el paquete que ha adquirido Xiaomi pero recordemos que Microsoft se hizo con las patentes de Nokia en el momento de su compra en 2013 y que recientemente Microsoft ha vendido la división de feature phones a Foxconn. Esta venta de patentes podría ser parte de un plan no oficial de Microsoft para seguir soltando lastre tras la fallida compra de Nokia.

Adquirir estas patentes haría que Microsoft desapareciese de la larga lista de fabricantes que podrían tener algo que decir en los tribunales frente a Xiaomi, en el caso de que los de Hugo Barra pusiesen un pie en determinados países. Algunos ya hablan de que esta compra allana la llegada de Xiaomi a USA con sus teléfonos, pues recordemos que allí ya comercializa accesorios.

Otros posibles denunciantes

Google Patents

La salida de Xiaomi de China podría suponer que se formase una interesante cola de fabricantes y demás empresas a las puertas del fabricante chino para reclamar pagos o incluso para llevarles a juicio por infracción de patentes, una práctica bastante habitual en este mercado y que ha llevado a que, por ejemplo, Microsoft y Google hayan firmado la paz tras interminables juicios por lo mismo: patentes.

Salir de China puede suponer un enorme desembolso para Xiaomi sólo en patentes

La propia Google, que además de distintas patentes propias también cuenta con las que adquirió tras la compra de Motorola en 2011, sería una de las interesadas en pasar un cheque a Xiaomi por comercializar sus productos en el extranjero, y Xiaomi estaría en una posición débil al no contar con las patentes propias necesarias para llegar a un posible acuerdo de uso cruzado con el gigante de Mountain View.

Google, Samsung, Toshiba, Panasonic, Apple, Lenovo e incluso Sony. La lista de compañías que cobran por el uso de sus patentes cada vez que se comercializa un teléfono móvil, sea de la marca que sea, se antoja interminable. Este movimiento de Xiaomi podría responder, no sólo a eliminar a Microsoft de esa lista, sino a hacerse con un buen saco de patentes propias con las que sentarse a negociar, además de las más de 2000 patentes que ya tenían en su poder.

Xiaomi en los próximos meses

Hugo Barra

El fabricante chino tiene ahora en su mano darnos pistas sobre su futuro, todo en base a los distintos movimientos que realice en los próximos meses. Este acuerdo con Microsoft para hacerse con sus patentes podría no ser el único y dejar a las claras que todo es parte de un plan para poder salir con menos riesgo al mercado internacional.

Lejos de China rigen unas normas distintas y nadie escapa al pago del precio de las distintas patentes. Meterte en juicios por la violación de éstas puede salirte bien, como en el caso de Oracle contra Google y el juez dando la razón al dueño de Android, pero estos procedimientos son costosos y Xiaomi podría no querer embarcarse en ellos, o quizá no podría permitírselo.

Microsoft obtiene 5 dólares por cada teléfono HTC que se comercializa, y hasta Samsung ha de pasar por caja con cada uno de sus dispositivos. No sabemos, como decíamos, qué contiene este pack de patentes adquirido por Xiaomi pero, ¿veremos algún día a Xiaomi cobrando por teléfonos comecializados por su competencia? Sería un giro interesante, qué duda cabe.

En Xataka Móvil | Microsoft se adelanta a Google y preinstalará Office y Skype en los terminales de Xiaomi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir