Compartir
Publicidad
Publicidad

El Sharp Aquos S2 reabre el debate sobre los marcos y los lectores de huellas frontales: se puede

El Sharp Aquos S2 reabre el debate sobre los marcos y los lectores de huellas frontales: se puede
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De cuando en cuando se producen determinados avances en telefonía que a su vez provocan otros "estropicios" por el camino. El último, el de los móviles que empiezan progresivamente a retirar los marcos y que se encuentran con un problema: los sensores de huella frontales no caben como los tenían pensados hasta ahora. Y venga a devanarse los sesos para solucionarlo.

No cabe duda de que ampliar el porcentaje de pantalla con respecto al frontal provoca que haya menos espacio para todo lo demás. Como para la cámara frontal, que Xiaomi decidió colocar en el marco inferior en su Mi Mix, o como el lector de huellas que hemos citado antes. Pero resulta que Sharp ha seguido los pasos de Xiaomi y que, por obra de un milagro, tiene espacio en su Aquos S2 para mantener el lector de huellas en el frente.

Un problema a parchear

Note 8

Posiblemente sea algo que sufra el resto del mercado más tarde o más temprano, pero hasta ahora los dos adalides de estos problemas con los marcos han sido Samsung y Apple. Ante el retraso de los lectores bajo la pantalla, los coreanos lo han solucionado colocando el lector de huellas en la espalda, una solución eficaz de no haber elegido una posición tan incómoda como la actual.

Para agravar aún más el problema, este lector de huellas seguirá ahí en el Galaxy Note 8 y también en el Samsung Galaxy S9 del próximo año. Por algún motivo desconocido, Samsung no quiere o no consigue colocar el lector de huellas en un sitio más cómodo que el actual. Echar la culpa al retraso de los lectores bajo la pantalla parece una solución rápida, pero no es más que una excusa para salir del paso.

Tanto Apple como Samsung han "sufrido" para recolocar o reemplazar el lector de huellas frontal

Apple ha aprovechado, sin embargo, para darle una vuelta de tuerca al problema y convertirlo en una aparente ventaja. Si el iPhone 8 no va a tener marcos y el TouchID no puede ir en la espalda por incomodidad, pues se busca una solución como FaceID. Así que los de Cupertino tendrán reconocimiento facial avanzado "por culpa" de no tener espacio para colocar el lector de huellas.

Además, afirman que su reconocimiento facial, que empleará láser y será capaz de leer nuestro rostro en tres dimensiones, será aún más veloz, fiable y seguro que TouchID. Como de costumbre, primero hablan los departamento de marketing y posteriormente lo harán los análisis. Ya habrá tiempo de ver qué tal funciona FaceID, pero lo de Apple también parece un arreglo ante el problema causado por la pantalla.

Los chinos y sus móviles asimétricos

Sharp Aquos S2

Pero mirad por dónde, los fabricantes chinos están solucionando el problema sin mucho esfuerzo y nadie parece prestarles atención. Lo que Sharp y Xiaomi han propuesto hasta ahora es tan sencillo que parece una broma. Simplemente desplazan la pantalla hacia arriba, retirando total o parcialmente el marco superior. Así el marco inferior se queda como estaba.

Si se tiene el mismo marco inferior aunque la pantalla crezca, el resultado es que el lector de huellas clásico tiene sitio de sobra para vivir y para que, de cara al usuario, nada cambie. Una pantalla mayor, el lector de huellas donde muchos lo consideran cómodo y, de paso, un lugar del móvil en el que poder sujetarlo con fuerza sin estorbar la visión ni provocar toques fantasma.

La solución era tan sencilla como obvia: hacer el móvil asimétrico y mantener el marco inferior

Así que se puede. Se puede si se quiere y se te ocurre la idea, aunque con la tendencia del mercado de móviles de "incorporar ideas de otros", resulta curioso ver a otros fabricantes solucionar con "parches" cosas que otros han solventado con tremenda facilidad. Si Apple y Samsung quisieran hacer sus móviles menos simétricos, el lector de huellas no habría sido un problema. Ni tal vez lo fuese nunca.

Aunque si todo esto va a servir para que los lectores de huella bajo la pantalla evolucionen a mayor ritmo y se incorporen al mercado antes de tiempo, bienvenido sea. Sin embargo, nada va a evitar que se comercialicen teléfonos con soluciones visiblemente deficientes. Y sí, nos referimos a la colocación del lector de huellas de los Galaxy. Detrás sí, Samsung, pero no ahí.

En Xataka Móvil | Sharp Aquos S2: 5,5 pulgadas sin marcos, doble cámara y con el Snapdragon 660 a bordo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos