Publicidad

Samsung dice adiós a la fabricación en China con el cierre de su última fábrica en el país

Samsung dice adiós a la fabricación en China con el cierre de su última fábrica en el país
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los móviles más competitivos en precio se fabrican en China. O se fabricaban, pues ya son varias las compañías que han pisado suelo extranjero en busca de mejores condiciones de fabricación y, por qué no decirlo, salarios locales más bajos como los que se encuentran en India. La última en hacerlo ha sido Samsung, o al menos la última en hacerlo por completo pues los coreanos ya fabricaban en otros territorios.

Los de Seúl tenían ya fábricas en Vietnam y en India, dos de los destinos preferidos a la hora de abrir nuevas fábricas en las que ensamblar teléfonos móviles. Pero aún les quedaba una fábrica en suelo chino y finalmente ha cerrado. Samsung abandona así el país oriental, algo que también parece ocurrir con su fábrica en Austin, la encargada de personalizar los núcleos de sus Exynos más emblemáticos, aunque esto último no es oficial.

Samsung dice adiós a China, y quizá a los núcleos personalizados

Austin Semiconductor La planta de semiconductores de Samsung en Austin

Cierre o traslado para fomentar la fabricación con mejores condiciones y también con una mayor competitividad. El mercado asiático se ha descentralizado tanto que encontramos ya muchos fabricantes lejos de un territorio chino que parece empezar a acusar la subida de los salarios locales. Debido a esto, y a la ralentización de la economía en China, los costes de fabricación se han elevado. Para todos. Lo lógico es buscar nuevo suelo en el que levantar fábricas en el extranjero, y aquí China empieza a perder poder frente a algunos de sus vecinos.

Según cuenta Reuters, la última fábrica activa de Samsung en China cierra sus puertas. Sigue los pasos de la fábrica de la provincia sureña de de Huizhou, que cesó su actividad el pasado mes de junio, o de otra fábrica que corrió el mismo destino en 2018. Samsung desaparece así del territorio chino en cuanto a ensamblaje y centra su producción en los dos países en los que actualmente fabrica teléfonos móviles: India y Vietnam. No queda claro si esto supondrá una menor producción, o si simplemente se incrementará el ritmo en el extranjero.

Samsung está de reformas. La última fábrica de móviles en China cierra y se centran en India y Vietnam.

Como decíamos, Samsung anda reformando su cadena de producción pues recientemente surgió el rumor de que los coreanos también cerraban la división de Austin en la que personalizaban los núcleos de sus chips Exynos. De confirmarse esto último, Samsung volvería a emplear únicamente núcleos Cortex de ARM sin personalizar, en busca quizá de mejorar el rendimiento de unos procesadores que se han ido alejando de los más competitivos de Qualcomm, que también personaliza.

Puede que esto último, lo de Austin, también sea un traslado, pero todo parece formar parte de una reestructuración interna más seria una vez se observa en conjunto. Las reglas del mercado han cambiado y si Samsung quiere mantener el primer puesto en ventas debe ser capaz de ofrecer más por menos, y parece que eso ya no es posible para ellos en China. Veremos de qué país salen los próximos Galaxy S. De China, no.

Vía | Reuters

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir