Estafó 150.000 euros a las operadoras y ya ha sido detenido: adquiría móviles de gama alta con datos de fallecidos

Estafó 150.000 euros a las operadoras y ya ha sido detenido: adquiría móviles de gama alta con datos de fallecidos
Sin comentarios

Que las operadoras de telefonía ofrezcan móviles con pagos aplazados es una gran ventaja para que muchas personas puedan acceder a todo tipo de gamas y poderlos pagar cómodamente. Sin embargo, es posible que su sistema de verificación no sea el mejor o no al menos suficiente como para evitar estafas. Así al menos se ha visto tras descubrirse a una persona que se aprovechó para ganar más de 150.000 euros de forma fraudulenta.

A diferencia de otras estafas recientes de SIM Swapping, la persona ya puesta a disposición judicial llevaba al menos un año actuando adquiriendo smartphones de gama alta que después no pagaba, pero sí ponía a la venta para sacar dinero a costa de ello. Todo ello con un minucioso modus operandi que ya ha sido detectado y que ha acabado con la detención de la persona implicada.

Suplantaba la identidad incluso de personas fallecidas

Venta De Moviles De Segunda Mano

Según informa la Policía Nacional, en agosto de 2021 comenzaron a investigar a una persona que actuaba en la zona de Torrejón de Ardoz (Madrid) tras detectarse una elevada cantidad de entregas de móviles con un patrón común. Hasta su detención producida en estos días, esta persona había logrado un botín de 150.000 euros a costa de estafar a operadoras de telefonía.

A sabiendas del funcionamiento de comprar un móvil a plazos con las operadoras, llegaba a suplantar la identidad incluso de personas fallecidas. Realizaba las contrataciones con esas otras identidades, llegando incluso a hacer uso de herramientas de edición de imagen para falsificar la documentación.

Usaba direcciones de entrega falsas para que el repartidor tuviese que llamarle por teléfono y facilitarle una nueva dirección de entrega. Esto hizo que los repartidores confiasen y no le solicitase acreditar su identidad al efectuar la entrega.

Su modus operandi consistía en realizar estas contrataciones por diferentes vías e indicando direcciones de entrega diferentes cada vez. Precisamente la clave estaba en esto último, ya que indicaba lugares despoblados o donde el acceso para los repartidores era imposible, de forma que tuviesen que ponerse en contacto con él y era entonces cuando les facilitaba otra dirección.

Cierto es que los repartidores deben verificar la identidad del destinatario al hacer la entrega. Sin embargo, como bien dice la nota de prensa de la Policía, se intuye que estos le dieron veracidad a la identidad tras haberse puesto en contacto con el estafador en la llamada en la que este les facilitaba otra dirección de entrega. En base a esto se ha podido saber que eran hasta 13 identidades diferentes las que utilizó.

Tras recibir los móviles, no los llegaba a pagar nunca, dado que siempre facilitaba a las operadoras un número de cuenta que no existía. Tras ello, ponía a la venta los dispositivos, que en su mayoría se trataban de smartphones de gama alta con precios superiores a los 1.000 euros. Con todo ello logró unos beneficios de más de 150.000 euros.

Se intuye ahora que, tras su detención, esta persona pasará a disposición judicial y probablemente se enfrente a varios cargos por estafa y falsificación documental. Se presupone también que las operadoras de telefonía estarán ya al tanto de lo sucedido y es probable que implementen mecanismos más estrictos con los que evitar este tipo de estafas en el futuro.

Fuente | Policía Nacional

Temas
Inicio
Inicio