Síguenos

cobertura.jpg

Semana tras semana nos encontramos con noticias enfrentadas sobre la necesidad de mejorar las redes móviles para soportar el incremento de tráfico y sobre las dudas de cómo pueden afectarnos las ondas de los móviles a largo plazo.

Ayer se publicó un nuevo estudio en el que se confirma que seguimos sin saber nada y en el que queda demostrado que mantener largas conversaciones por el móvil (más de 50 minutos) afectan “de algún modo” al tejido cerebral aunque no se sabe si esto es bueno o malo a largo plazo. Un “problema” que podría solucionarse utilizando unos auriculares y así poder despegar el móvil de la cabeza.

¿Que podemos hacer entonces? Prevención e información.

La seguridad de los móviles

Para una mayor seguridad en los móviles, los países han definido un nivel máximo de SAR (potencia máxima con la que móvil puede emitir para limitar la radiación que absorbe un tejido vivo) que en el peor de los casos se encuentra 50 veces por debajo de lo que se ha demostrado inocuo. Lo único que los móviles pueden provocar, es el aumento de temperatura de alguna zona del cuerpo si se exponen durante mucho tiempo pero no pueden romper enlaces moleculares como hacen radiaciones ionizantes.

La seguridad de las antenas de telefonía móvil

Una estación base o BTS dispone de equipos transmisores/receptores de radio que realizan el enlace con el usuario que efectua o recibe una comunicación en un dispositivo móvil y la enlaza con la Central de Conmutación de Telefonía Móvil Automática que se encarga del resto del proceso.

El principal motivo “anti-antenas” es la posibilidad de un supuesto peligro por la radiación emitida por las BTS, pero la realidad es que esta radiacion es no ionizante y por tanto no es capaz de romper enlaces moleculares. Además, por ejemplo recibimos mucha más radiación no ionizante cuando estamos cerca de una televisión de tubo, de un frigorífico, de hornos microondas con las puertas desgastadas, utilizando el secador de pelo o simplemente de las ondas que recibimos del WiFi, radio y televisión.

Muchos exigen no tener antenas cerca de sus viviendas, lo que obliga a las operadoras a situarlas lejos de los núcleos de población y como consecuencia, tanto las estaciones base como los moviles, tienen que emitir con más potencia lo que provoca un mayor consumo de batería y un supuesto mayor riesgo que si tuviera la BTS a pocos metros.

Las barras verticales de las BTS irradian en 160º desde la cara frontal por lo que, en caso de ser perjudiciales, siempre será más seguro tenerlas encima que en el edificio de al lado. No obstante, tenerlas al lado tampoco es un problema puesto que la intensidad se reduce exponencialmente a escasos metros.

Solución: más antenas a menor potencia

Por tanto, lejos de lo que muchos creen, lo más aconsejable para mejorar la actual situación sería que las cuatro operadoras con red propia compartieran emplazamientos y ampliaran el número de antenas instaladas para así poder bajar la intensidad con la que emiten y reducir el posible riesgo mejorando notablemente la cobertura.

En zonas densamente pobladas hay muchas estaciones base que deben emitir a baja potencia para que no se produzcan interferencias de una célula con otra mientras que en zonas de baja densidad como carreteras podrían emitir con mayor potencia para asegurar la cobertura en áreas extensas.

¿Quién tiene mejor cobertura?

En realidad es imposible responder a la pregunta pero se trata de un factor al que no siempre se le da la importancia que se merece. Tengamos en cuenta los factores que influyen para tener la “mejor cobertura”:

  • Intensidad de la señal en una zona concreta: debemos prestar atención a la cobertura disponible en lugares en los que pasaremos la mayor parte del tiempo a pesar de que los tres operadores tradicionales gozan de buena cobertura al cubrir el 98-99% de la población (no del territorio).
  • Banda utilizada: Movistar, Vodafone y Orange utilizan GSM en la banda de 900 MHz. (menos capacidad de usuarios pero mejor cobertura) y 1800 MHz. (mas capacidad y menor cobertura) mientras que los cuatro operadores (incluyendo a Yoigo) utilizan la banda de 2100 MHz. para dar cobertura UMTS, que ofrece mas capacidad que GSM aunque la señal se propaga peor (menor cobertura), sobre todo en interiores.
  • El número de antenas no importa tanto: El operador que más antenas GSM tiene (nada que ver con tener la mejor cobertura) es Orange puesto que hasta hace relativamente poco tiempo, solo podía emitir en 1.800 MHz. y por tanto necesitaba muchas más estaciones base para cubrir una misma zona que si emitiera en 900 Mhz (casi 3 estaciones base a 1800 MHz por cada estacion base GSM para similar cobertura).
  • El nivel de cobertura mostrado en el móvil no implica tener mejor calidad si no que indica una mayor potencia pero no tiene en cuenta factores como el ruido existente en la señal o la saturación.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

43 comentarios