Vodafone Átika, análisis: dos inteligencias en una para controlar Vodafone TV sin manos
Análisis

Vodafone Átika, análisis: dos inteligencias en una para controlar Vodafone TV sin manos

Los asistentes personales invaden nuestros hogares en diversas marcas y formas, y con distintas personalidades. Tenemos dispositivos con Siri, con Alexa o con Google Home, pero Vodafone presentó una apuesta bastante interesante: Átika. Un asistente personal para el hogar pero que además cumple una doble función pues lleva en su interior dos voces, una para hablar con el descodificador de su televisión digital y otra con Alexa.

Como suele ser habitual con este tipo de nuevos lanzamientos, hemos tenido el Vodafone Átika en pruebas durante algunas semanas para comprobar sus límites, pues la vertiente de Alexa está ya sobradamente probada pero no así la de Átika. Control por voz para que no tengamos que tocar el mando del televisor, veamos qué tal ha funcionado y qué calidad de sonido ofrece.

Un vistazo a…
CONSEJOS para elegir LA MEJOR TARIFA de FIBRA y MÓVIL

Empecemos por el diseño y la calidad de sonido

Análisis del Vodafone Átika

El nuevo Átika de Vodafone está construido por Devialet, todo un peso pesado en materia de altavoces de gama alta. Una firma francesa responsable, entre otros, del Phamtom Reactor. Así podemos situarnos en el contexto adecuado pues no hablamos de un altavoz low-cost, sino de un altavoz que cuesta 399 euros, que puede ser nuestro a través de Vodafone por 216 euros y que podemos pagar, si lo deseamos, hasta en 36 plazos.

Hablamos de un asistente de casi 2,5 kilogramos de peso, con 2 subwoofers, tres altavoces y seis micrófonos con cancelación de ruido

Una vez situados, el Átika nos ofrece un cuerpo de considerables dimensiones: 216 milímetros de alto y 124 milímetros de ancho y profundidad, pues estamos ante un ortoedro de esquinas redondeadas. Y ojo, que hablamos de un altavoz de casi dos kilos y medio de peso. La construcción es realmente sólida y tenemos cuatro patas en las esquinas para alzarlo, dado que los graves se emiten hacia la parte inferior. El tejido que recubre el perímetro del altavoz también es de calidad, en un tono gris metálico que encaja perfectamente con el cuerpo.

Análisis del Vodafone Átika

En la parte superior del Átika encontramos botones físicos, como el que permite activar o desactivar los micrófonos y que el altavoz deje de escuchar nuestras órdenes. También encontramos un botón de pausa que permite tanto detener como reanudar las reproducciones, y dos botones de volumen, aunque todo esto puede controlarse por voz si habilitamos los micrófonos. En la parte trasera, junto a las conexiones físicas, encontramos el botón para resetear el Átika y el botón para hacer visible la conexión Bluetooth y poder conectarnos a él la primera vez.

Análisis del Vodafone Átika

Cerramos la descripción de sus características de sonido hablando de que tenemos dos subwoofers y tres altavoces en el interior de este Átika de Vodafone para una emisión de sonido en 360º, todos ellos con tecnología Devialet SAM, y también contamos con sonido Devialet SPACE para regular la emisión del mismo. Por supuesto, aquí hay compatibilidad con Dolby Audio 5.1 y disponemos de entrada de sonido óptica (con cable específico) además de Bluetooth. En cuanto a la recepción de nuestra voz, seis micrófonos con cancelación de ruido para filtrar nuestra voz en el ambiente.

Análisis del Vodafone Átika
La fuente de alimentación, externa, que se conecta al Átika con un cable dedicado.

Llegamos al fin a la calidad de sonido y hay que decir que, aunque tiene un gran pero que comentaremos más adelante, el nuevo Vodafone Átika emite sonido de mucha calidad y potencia. En nuestras pruebas hemos medido picos de hasta 115 decibelios, lo que muestra que estamos ante un altavoz con gran potencia pese a su formato compacto. Hay que decir, por cierto, que la fuente de alimentación está situada en un dispositivo externo, así que a efectos prácticos hablamos de dos piezas conectadas con un cable, como muchos sistemas home cinema para el hogar.

Hasta 115 decibelios hemos registrado con la app Sonómetro
Hasta 115 decibelios hemos registrado con la app Sonómetro

En cuanto a la calidad de sonido, el Átika emite unos graves muy buenos y tampoco se queda atrás con los agudos. Pese a elevar el volumen al máximo, el altavoz no produce una sola estridencia y si lo colocamos donde el propio altavoz nos indica (a un mínimo de 20 centímetros de distancia de otros objetos o paredes), la experiencia es realmente buena. Hemos probado Átika con distintas fuentes, tanto a través de la conexión de fibra óptica como a través del Bluetooth, y en todos los casos nos ha ofrecido una reproducción de muy alto nivel. La diferencia con otros productos más económicos situados en el hogar (Google Home, por ejemplo) es sonrojante.

Análisis del Vodafone Átika

La gran pega es, sin embargo, que la app de control está demasiado verde y no tenemos ecualización manual. La calibración de fábrica es la que se aplica en todo momento. Algunas apps como Spotify sí nos permiten algo de control pero lo lógico es que la app nos permitiese calibrar el sonido de un altavoz de estas características, y no se puede. Al menos no en el momento de este análisis. No hablamos de un dispositivo económico y probablemente esto sea un problema para melómanos y audiófilos.

La experiencia con Átika y Alexa

Aunque puede usarse únicamente como altavoz Bluetooth, durante la prueba Átika ha vivido conectada al descodificador de Vodafone TV a través de una conexión de fibra óptica. Como decíamos antes, el cable es especial pues cuenta con la conexión clásica de fibra en el extremo que hemos de conectar al descodificador, pero en el extremo que conecta al Átika tiene un cabezal con forma de conector de auriculares. Perforado, claro, para que pase la conexión de fibra, pero hay que tener esto en cuenta a la hora de buscar reemplazos.

Configuración desde la app

La configuración de Átika desde la app para Android
La configuración de Átika desde la app para Android

La configuración de Átika es bastante rápida. Basta con descargar la aplicación de nuestra tienda de apps favorita, pues está presente tanto en Google Play para Android como en la App Store si tenemos iPhone o iPad, e iniciar el proceso de configuración. Encendemos, seguimos los pasos, conectamos a la wiFi y en pocos minutos el altavoz está funcionando. En cuanto al descodificador de Vodafone, bastará con conectar el cable para que la conexión de fibra tome el control de la salida de audio.

Lo cierto es que la calidad de la recepción de sonido de los micrófonos de Átika sorprende (Vienen apagados, por cierto, y hay que encenderlos con el botón superior de Átika para que se apague la luz roja. Luz roja = Átika y Alexa no pueden oírnos), pues está hecho para convivir con Vodafone TV encendido y en todo momento ha sido capaz de reconocer nuestra llamada, incluso con el volumen bastante alto. Un 'Hola, Átika' basta para que el sonido se minimice y el altavoz espere nuestra siguiente orden. Pero aunque las órdenes son variadas, en ocasiones ha tenido problemas para entender qué queríamos. Como otras IAs portátiles, hay que pillarle el truco para saber cómo pedir lo que queremos que haga.

Qué podemos pedir a Átika mediante comandos de voz

Análisis del Vodafone Átika

Átika ofrece funciones por voz que ya encontramos en el mando, pero llega precisamente para sustituirlo. Con Átika podemos pedirle que "ve al canal 35", o que "busca una película de Gal Gadot", o sencillamente que "abre Netflix" y nos obedecerá, no sin un pequeño retardo mientras que traduce nuestra orden en un comando para el descodificador. También podemos pedirle a Átika que apague el descodificador o lo encienda, o que abra la programación para consultar qué queremos ver. O pausar y reproducir contenidos bajo demanda. Es importante comprender que Átika es el mando de Vodafone TV por voz, pero también con búsquedas contextuales.

Probablemente, el nivel 'menos alto' de Átika se produce precisamente en su IA dedicada a controlar Vodafone TV

Y precisamente estas búsquedas contextuales son las que más problemas nos han dado, aunque irán evolucionando con el paso de las actualizaciones. No siempre encontramos películas o series del género que buscamos pues la traducción y ejecución no es siempre perfecta aunque, como hemos dicho antes, es cuestión de que también nos acostumbremos a cómo pedirle las cosas para que sea más precisa. Confiamos en que, con el tiempo, Átika nos vaya entiendo más y mejor y sea capaz de reconocer peticiones más naturales.

Átika como altavoz Bluetooth

Análisis del Vodafone Átika

Hay que hablar también de la conexión Bluetooth, que permanece siempre oculta a la hora de emparejar dispositivos, aunque podemos usar la app para conectarnos o el botón trasero dedicado, que lo hará visible de forma temporal. Una vez nos hayamos emparejado, Átika funcionará como cualquier altavoz Bluetooth de nuestro hogar con una calidad de sonido igualmente alta, aunque aquí dependerá mucho de qué fuente de sonido empleemos. Spotify en alta calidad, por citar el que hemos usado de forma más habitual, ofrece muy buenos resultados.

Átika es, por sí solo, un altavoz Alexa de gran calidad de sonido

Por último, con Átika también tenemos Alexa y conviven ambas llamadas. Una vez conectamos el Átika a Amazon desde la app móvil ya tenemos un altavoz con Alexa plenamente funcional, como cualquier Amazon Echo del creador de la inteligencia artificial. En este sentido no hemos tenido ningún problema pues Alexa despliega todo su potencial y queda en nuestra mano decidir qué queremos hacer en todo momento: 'Hola, Átika' o 'Alexa'. El Vodafone Átika nos obedecerá con cualquiera de las llamadas.

Vodafone Átika, la opinión de Xataka Móvil

Análisis del Vodafone Átika

En definitiva, Vodafone Átika ofrece una muy buena experiencia en todos los sentidos aunque, como ya hemos dicho, la IA de reconocimiento de búsquedas contextuales tiene aún camino para mejorar y hace falta que se nos permita personalizar el sonido desde su configuración. Un buen altavoz con muy buena calidad de sonido y un precio inferior al que probablemente merecería. Una compra recomendada si sois usuarios de Vodafone TV, pues ganáis un home cinema compacto con potencia y calidad, y de paso un altavoz Alexa para el salón o donde tengáis conectada la televisión.

Vodafone Átika con Alexa

Vodafone Átika con Alexa

El terminal ha sido cedido para el análisis por parte de Vodafone. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Inicio