Google Fit puede medir nuestro pulso y frecuencia respiratoria con la cámara de nuestro móvil

Google Fit puede medir nuestro pulso y frecuencia respiratoria con la cámara de nuestro móvil
1 comentario

Ya estamos acostumbrados a medirnos el pulso a través de accesorios que podemos conectar al teléfono móvil, desde pulseras algo más básicas a relojes inteligentes más completos y complejos. Pero en definitiva, la medición de pulso desde los relojes y pulseras se realiza de forma óptica, y Google quiere llevar esa óptica a otros dispositivos.

Por ejemplo, a los propios teléfonos móviles, que para eso cuentan con cámaras lo suficientemente avanzadas para cumplir la misma función. En eso consiste la última actualización de Google Fit ya liberada en mercados anglosajones y que tal vez no tarde en llegar al resto. Una actualización que permite a Google Fit medir nuestro pulso y nuestra frecuencia respiratoria con la cámara de nuestro teléfono móvil.

Apoya tu dedo, grábate respirando

Como hemos comentado, Google utiliza las cámaras de nuestro teléfono móvil (o cámara en singular, si nuestro teléfono sólo cuenta con una) para realizar diversas mediciones que hasta ahora asociábamos a pulseras y relojes inteligentes, y otro tipo de accesorios cuantificadores. Si nuestro móvil ya es capaz de medir nuestros pasos y actividad física usando el acelerómetro y el GPS, ahora es capaz de medir nuestra frecuencia cardíaca y respiratoria.

Para medir la frecuencia cardíaca, Google nos pide desde la app de Google Fit que apoyemos el dedo sobre el sensor de la cámara del teléfono (especificándonos cuál, por supuesto). Una vez hecho esto, y dejando el dedo apoyado el tiempo que Google nos lo pida, la app es capaz de analizar los latidos de nuestro corazón a través de las vibraciones de nuestra piel, y ofrecernos nuestro ritmo cardíaco en un número que ya conocemos: el número de latidos por minuto.

Pero además, Google Fit también adquiere la facultad de medir nuestra frecuencia respiratoria, y para ello nos pedirá que nos grabemos un vídeo respirando con normalidad durante 30 segundos. Una vez tengamos el vídeo grabado, Google echará mano de la inteligencia artificial embebida en Fit para analizar los movimientos de nuestro pecho y rostro y saber qué ritmo de respiración es el que tenemos en dicho momento.

Esta funcionalidad está llegando, por el momento, a los teléfonos Google Pixel y se está tomando su tiempo a la hora de desembarcar en mercados de habla no inglesa, pero acabará liberándose para todos los teléfonos Android compatibles con Google Fit, que son prácticamente todos. Al menos, todos los que cuenten con los servicios de Google instalados.

Más información | Google

Temas
Inicio