Compartir
Publicidad

Viber incluido entre las aplicaciones que facilitan datos personales sin autorización

Viber incluido entre las aplicaciones que facilitan datos personales sin autorización
25 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Viber se ha convertido con el tiempo en una de las aplicaciones más descargadas, dada su facilidad a la hora de establecer comunicaciones mediante VoIP entre usuarios sin necesidad de registro. Algo que se ha convertido en un arma de doble filo para los usuarios, la desconfianza creada a raíz del uso que los desarrolladores pueden hacer de los datos que capturan de nuestra libreta de direcciones.

No en vano, un estudio realizado sobre 101 aplicaciones para las plataformas iOS y Android revelan que más del 50% realizan el envío del número identificativo del Smartphone sin el conocimiento y consentimiento del usuario, llegando algunas de estos programas a realizar el envío de información que segmenta los usuarios en grupos en función a su ubicación, edad, sexo y otros datos personales, tal y como muestra el siguiente vídeo.

De hecho, Viber se encuentra dentro de este grupo de aplicaciones, manteniendo un registro interno en el que se combina un historial de conexión y uso del programa con el UDID (Apple Unique Device Identification) de los iPhone o el Device ID de un Android.

El motivo no es otro más que el correcto funcionamiento del programa, pudiendo así avisarnos cuando nuestros contactos se unen a la red, mostrándolos correctamente tanto en la libreta de direcciones como a la hora de recibir una llamada entrante.

Es más, los desarrolladores hacen especial hincapié en la posibilidad de que puedan utilizar esa información para sincronizar los datos de nuestros contactos entre múltiples dispositivos.

Sin embargo, todos estos detalles recogidos en la Política de Privacidad, que pocos llegamos siquiera a empezar a leer en algún momento de nuestras aceleradas vidas, incluye también la advertencia de que compartirán nuestros datos personales y de tráfico con proveedores “de confianza”, tales como entidades bancarias u otros proveedores de pago y servicios de análisis web, atención al cliente o servicios de hosting, siempre y cuando lo consideren necesario. Supuestos que incluyen el incumplimiento de alguna ley o de la propiedad intelectual de los desarrolladores de la aplicación.

img_0024.png

Cierto es que la compañía se compromete a exigir a dichas terceras partes para adoptar las medidas organizativas y técnicas para proteger esos datos de acuerdo a la legislación vigente. Sin embargo no deja de ser el acostumbrado “disclaimer” que puede ser fácilmente violado sin el conocimiento de cualquier pobre mortal.

La controversia no tiene otro origen más que el hecho de que los desarrolladores de Viber sean los mismos que en su día pusieron en circulación el programa de compartición de archivos iMesh, que a su vez se trataba de un spyware capaz de recoger todo tipo de información y transmitirla con fines desconocidos.

Lo cual, a tenor de todo lo visto, no deja de sembrar una duda más que razonable que roza la sospecha sobre las buenas intenciones de Viber y en general, sobre cualquier aplicación desarrollada para dispositivos móviles capaz de penetrar hasta los lugares más recónditos de nuestro dispositivo.

Posiblemente más de uno corra a desinstalar la aplicación de su terminal tras leer este artículo. Añadir que es una operación que, a pesar de servir de inicio, no es válida hasta el punto que nosotros deseásemos, dado que los registros no son borrados hasta transcurridos 45 días de inactividad.

No obstante, este borrado es parcial, debiendo recurrir al pertinente correo electrónico a la dirección de soporte del programa solicitando expresamente el borrado permanente de los datos… y encomendarnos a alguna divinidad para que esto se lleve a cabo.

Vía | Agmon | WSJ.
Más información | Viber.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio