Estoy cansado de los pagos en familia de Apple: "cualquiera" puede usar mi tarjeta de crédito
Apple

Estoy cansado de los pagos en familia de Apple: "cualquiera" puede usar mi tarjeta de crédito

Las suscripciones familiares, sea con familia real o entre amigos y conocidos, suelen ser positivas para ahorrar dinero en la contratación de servicios. Sin ir más lejos, esta posibilidad es lo que me ha impedido dar de baja Apple TV+ y otros servicios.

Sin embargo, precisamente la de Apple, me trae más de un quebradero de cabeza cuando hablamos de descargar apps de pago o realizar pagos en aplicaciones. Cualquier miembro de la familia puede hacerlos, salvo que el administrador de la familia le retire esa autorización en los ajustes, y el problema es que todas esas compras han de pasar sí o sí por la tarjeta del cabeza de familia.

Poca (o nula) privacidad con el sistema de pagos de aplicaciones

Compras Ios Familia

Si no eres miembro de una familia de Apple o lo eres y no controlas demasiado sobre el asunto, debo empezar haciendo un repaso rápido a cómo funciona esta configuración. Con un máximo de hasta 5 miembros, se puede configurar una "familia" con la que compartir servicios y suscripciones en nuestros iPhone, iPad y Mac. También otras funcionalidades como poder localizar nuestros dispositivos en caso de pérdida o robo.

Por norma general, estar en "familia" es muy positivo. Y lo de entrecomillar esta palabra viene por a cuento por que no necesariamente se necesita que todos los miembros sean familiares. De hecho, en mi caso no compartimos ninguno parentesco. Compartimos tanto apps compradas como suscripciones a aplicaciones y a las propias plataformas de Apple (Apple Music, Apple TV+, almacenamiento iCloud, etc.).

La familia de Apple está muy bien, pero su sistema de pagos está algo "roto".

¿Dónde está el problema entonces? Pues en que el sistema de pagos está "roto". Por defecto, todas las compras se cargan a la tarjeta del cabeza de familia. Si alguien procede a comprar una app de la App Store, tiene sí o sí que pasar por la tarjeta de ese administrador. También si hace una compra in-app.

En el caso de mi familia, soy yo ese administrador y cabeza de familia y lógicamente soy el primer perjudicado de ver cargos en la tarjeta que no sé de dónde vienen. Sin embargo, no más positivo es para el resto de miembros, los cuales tienen que estar siempre recordando que los pagos se efectúan con mi tarjeta para avisarme y decir aquello de "ahora te mando un Bizum".

A esto se le suma una molestia doble y es que en algunas ocasiones se solicita un código de seguridad procedente del banco y que solo me llega a mi vía SMS. Por no hablar de que ya de serie se tienen que conocer el CVV de la tarjeta. Si en el momento en que ellos realizan la compra estoy disponible, bien, y si no les tocará esperar a que pueda atenderlo y darles el código.

Y sí, Apple permite añadir más métodos de pago que perfectamente pueden ser las tarjetas de los otros miembros. Eso elimina las molestias, pero deja en entredicho la privacidad del usuario. Y esto es algo llamativo viniendo de una compañía como Apple, adalides de la privacidad. Yo me pregunto si acaso no tenemos derecho a mantener en secreto datos tan importantes como los relativos a las tarjetas de crédito. Por mucho que esos otros conocedores sean personas de confianza.

El problema con las compras que hizo otro miembro de la familia

A los problemas familiares comentados anteriormente se suma una muy mala implementación de las compras familiares por parte de Apple. Como ya te decía anteriormente, se puede configurar que las compras sean compartidas. Así, si yo o cualquier otro compra una app, cualquiera de la familia podrá descargarla sin coste.

El problema aquí viene en que no es intuitivo saber qué apps han sido ya descargadas por otro miembro. Recientemente me pasó con la app de AutoSleep. Otro miembro de la familia pagó por ella, pero al entrar en la App Store me seguía figurando el precio de la app antes de descarga.

Pagos Familia Apple
Si el mensaje de que ya ha sido comprada saliese antes, el proceso sería más intuitivo

Seguí el procedimiento de descarga e incluso tuve que añadir mis datos de pago para ello. Y no fue hasta que confirmé la compra que ya me saltó el aviso de que la aplicación ya había sido comprada. Y esto es un procedimiento muy confuso incluso conociendo cómo funcionan las compras en familia. En un momento dado, estuve a punto de anularlo pensando que se me cobraría nuevamente.

El cómo se pagan las suscripciones mensuales es otro problema que, aunque quizás no es tanto como los otros, sí resulta molesto. En el caso de mi familia, tenemos contratado un paquete de Apple One que nos sale a 6,39 euros mensuales a cada uno, por lo que sería muy cómodo que cada mes se nos descontase esa cantidad a cada uno. El fallo viene en que, otra vez, soy yo como administrador al que se le cobra 31,95 euros y ya debo estar pendiente de que cada uno pague su parte.

Temas
Inicio