Su iPhone 14 le intenta salvar la vida en un accidente de tráfico. En realidad estaba en una montaña rusa

Su iPhone 14 le intenta salvar la vida en un accidente de tráfico. En realidad estaba en una montaña rusa
6 comentarios

Al igual que en el Apple Watch Series 8 y en el Apple Watch Ultra, entre las novedades de los iPhone 14, destaca la detección de accidentes de tráfico. Apple ha apostado fuerte por esta funcionalidad en sus nuevos dispositivos y, aunque por el bien de la salud de cada uno deseamos que no se use mucho, lo cierto es que aporta un cierto grado de tranquilidad muy interesante.

Ahora bien, Apple no contemplaba los parques de atracciones como un elemento de confusión para estos sensores. Así al menos se intuye viendo como un servicio de emergencias cercano a uno de estos parques no ha dejado de recibir avisos por presuntos accidentes desde que se lanzaron al mercado los nuevos smartphones de Apple.

¿Montaña rusa o choque de vehículos? El iPhone aún no los distingue

Los teléfonos inteligentes lo son mucho, aunque no tanto como para saber discernir como una persona humana lo que es un accidente de tráfico y lo que no. Al menos si se dan ciertas circunstancias como las que describen en The Wall Street Journal, teniendo como protagonistas a usuarios de iPhone 14 montándose en una montaña rusa.

Describen sucesos vividos cerca de parques de atracciones como el de Kings Island, en el estado de Ohio. El centro de emergencias más cercano a este lugar, recibió en una ocasión una llamada automática en la que una locución repitió hasta siete veces el mensaje de "el propietario de este iPhone tuvo un grave accidente automovilístico y no responde a su teléfono". De fondo, se escuchaban sonidos típicos de una montaña rusa como aplausos y música.

Un equipo de emergencias fue enviado al lugar donde supuestamente se había producido el accidente. Sara White, propietaria del iPhone 14 que estaba emitiendo esas llamadas de socorro, se puso en contacto con los servicios de emergencia tan rápido como fue consciente de ello para comunicarles el error. Para más inri, esta fue consciente de ello mientras hacia cola para los coches de choque.

La periodista Joanna Stern, que está detrás del reportaje de The Wall Street Journal, relata que desde el centro de emergencias le han remitido hasta seis grabaciones de llamadas con idénticos patrones provenientes del citado parque de atracciones. De hecho, cuenta que está siendo bastante común en otros parques de atracciones con montañas rusas de gran aceleración.

El iPhone, al igual que los nuevos Apple Watch, lee los datos obtenidos por sus sensores de movimiento para tratar de detectar accidentes de tráfico reales. A efectos técnicos, parece ser que los movimientos de aceleración y desaceleración que se viven en una montaña rusa resultan bastante similares a los de un accidente. Si a eso le sumamos el ruido que suele abundar en parques de atracciones, se hace casi imposible que el usuario llegue a tiempo para atender el aviso que aparece en pantalla.

A tenor de esta noticia y próximas que puedan ir surgiendo en próximas semanas al hilo de estas confusiones, es probable que Apple acabe tomando algún tipo de medida. Reajustar esta funcionalidad se antoja como complejo, dado que es muy complicado que los sensores puedan discernir situaciones de este tipo. Sin embargo, podría de alguna forma brindar a los usuarios la posibilidad de desactivar esta detección en determinadas circunstancias como las de acudir a un parque de atracciones.

Vía | The Wall Street Journal

Temas
Inicio