Compartir
Publicidad

Un fallo de fabricación en el iPhone 3G podría obligar a Apple a una reparación masiva

Un fallo de fabricación en el iPhone 3G podría obligar a Apple a una reparación masiva
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ny Teknik, una revista de temática tecnológica sueca ha destapado esta noticia, según su página web han tenido acceso a pruebas realizadas por expertos de la Universidad de Gävle, en la que se demuestra que la calidad de conexión del nuevo iPhone está muy por debajo de los niveles 3G estándares.

El iPhone 3G salió a la venta el pasado mes de julio prometiendo a los usuarios mayores velocidades de conexión que el modelo anterior, pero desde el lanzamiento, Apple ha estado recibiendo numerosas protestas sobre la conexión 3G de los aparatos.

Las quejas se centran en fallos de conexión que el dispositivo sufre durante las llamadas telefónicas, y al parecer tiene lugar cuando el dispositivo intenta cambiar de una red 3G a otra. La revista de tecnología sueca afirma que estos problemas provienen de un defecto de hardware en la producción del móvil, y lo más grave es que es posible que la solución esté en la sustitución de los terminales.

Un fallo de fabricación en el iPhone 3G podría obligar a Apple a una reparación masiva

Según los estudios de la Universidad interpretados por Ny Teknik, es muy probable que los problemas de conexión 3G provengan de ajustes defectuosos entre la antena y el amplificador, capturando señales muy débiles de la misma.

No son los únicos detrás de este asunto, desde EEUU, la operadora AT&T y Apple están trabajando en un software para solucionar los problemas de conexión.

Un fallo de fabricación en el iPhone 3G podría obligar a Apple a una reparación masiva
Estas compañías han hecho un comunicado en el importante periódico USA Today, intentando quitar importancia al asunto y hacer ver que con software pueden encontrar la solución al problema, además de informar que al parecer el problema podría ser causado por el chip 3G proporcionado por Infineon Technologies, el mayor proveedor de componentes utilizados en el aparato.

La solución al problema es necesaria, porque si la propia Apple y AT&T están en ello es que hablamos de una realidad, y a pesar de que la compañía de telecomunicaciones sea estadounidense, el problema no sólo se produce en su país, ya que el iPhone 3G actualmente se comercializa en más de treinta países con redes 3G.

Yo me posiciono del lado de Apple y no creo que sea un problema tan grave, en las últimas semanas había leído problemas con el GPS y la localización, pero nunca sobre el 3G, por lo menos problemas graves más allá de los que podríamos considerar normales.

Vía | NyTecnik.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio