Las 6 claves del 5.5G: el paso intermedio entre el 5G y el 6G con el que Huawei quiere que volemos a 10Gbps

Las 6 claves del 5.5G: el paso intermedio entre el 5G y el 6G con el que Huawei quiere que volemos a 10Gbps
Sin comentarios

Andamos enfrascados en el despliegue de la nueva era del 5G, una era que aterrizó en España en 2019 con el primer encendido del 5G NSA por parte de Vodafone, el que aún se apoyaba sobre el 4G, y que continúa a día de hoy. Los operadores siguen ocupando frecuencias poco a poco, ampliando la cobertura y mejorando el funcionamiento de la red, pero ya está puesta la vista en el futuro. Un futuro que dentro de unos 10 años debe traernos una nueva generación, el 6G.

Sin embargo, parece que tendremos un paso intermedio, al menos en lo que respecta a la tecnología. En pleno evento tecnológico en China, la Win-Win Huawei Innovative Work, el responsable de infraestructuras de la compañía, David Wang, nos ha mostrado cómo será el 5.5G y ha trazado las ideas principales acerca de cómo quieren llegar ahí y qué nos podrá aportar.

Una red más eficiente, rápida e inteligente

Como suele ocurrir en este tipo de presentaciones, David Wang ha arrancado su discurso hablando acerca de qué mercado es el que permitirá construir el futuro 5.5G que su compañía ya desarrolla. Un mercado en el que tendremos oportunidades para operadores y diferentes empresas tecnológicas del sector, pero también para los propios usuarios.

No es la primera vez que Huawei habla de 5.5G en lugar de 6G, por cierto. Lo hicieron previamente en el año 2020, pero la compañía vuelve a traerlo a escena, lo ha subido al escenario y ha definido las principales 6 características que traerá consigo el despliegue de una tecnología que no será poco desafiante a nivel de desarrollo e implantación.

  • Volar a 10Gbps: cuenta Huawei que aprovechando la tecnología MIMO para ampliar el ancho de banda y hacer más eficiente el uso del espectro, el 5.5G permitirá alcanzar velocidades de 10Gbps para cualquier usuario. Esta velocidad se trasladará también al hogar gracias al WiFi 7 en forma inalámbrica, y a las redes de fibra óptica 50G PON y 800G.
  • Repensar la arquitectura: Huawei plantea que el 5.5 permitirá redefinir las arquitecturas y tecnologías para su uso en vehículos y carreteras, la industria, redes de todo tipo en incluso cambiar las llamadas como las conocemos a día de hoy.
  • 10 veces más potencia de computación: gracias a nuevas arquitecturas informáticas que permitan emplear conexiones inalámbricas para dividir el trabajo. Ordenadores trabajando a distancia, conectados entre sí y sin latencia.
  • Aumentar el rendimiento en el almacenamiento de datos: cuenta Huawei que el camino hacia el 5.5G permitirá aumentar el rendimiento del almacenamiento en 10 veces gracias a una mezcla de hardware y software y diferentes motores de aceleración de aplicaciones.
  • Redes de conducción autónomas L4: y todo gracias a la importancia de la IA nativa. Huawei considera que los algoritmos de compresión de datos que llegarán con el 5.5G permitirán construir auténticas redes de conducción autónoma.
  • Reducción en las emisiones de carbono: Por último, Huawei ha resaltado que en su hoja de ruta para el 5.5G se incluye el desarrollo de redes y operaciones ecológicas que reduzcan la huella de carbono y el consumo energético.

"A medida que avanzamos hacia la era 5.5G, todos los actores de la industria deben trabajar juntos para lograr la madurez de los estándares y cultivar una industria próspera", cerraba David Wang su discurso. Al tiempo, ha hecho un llamamiento a la industria para unirse en el desarrollo de este futuro 5.5G para definir la visión, los estándares y dibujar el futuro ecosistema. Y todo esto, de aquí a 10 años.

Más información | Huawei

Temas
Inicio