Publicidad

Eye-Fi Mobi busca ser el nexo entre la cámara y el móvil

Eye-Fi Mobi busca ser el nexo entre la cámara y el móvil
1 comentario

Publicidad

Con la llegada de los smartphones hemos visto como el apartado fotográfico ha mejorado de forma tan notable que incluso muchos han sustituido la clásica cámara por el propio teléfono. Sin embargo, algunos como Eye-Fi quieren que en vez de cambiar un dispositivo por otro los unamos.

Eye-Fi Mobi es el último invento de esta compañía que se dio a conocer al mundo tras lanzar las primeras tarjetas de memoria SD con WiFi integrado. Con Mobi quieren que las fotografías que tomemos con nuestra cámara puedan enviarse a nuestro smartphone sin necesidad de cables ni complejas configuraciones: tan simple como un teléfono Android o iOS, una aplicación específica (distribuida por la propia Eye-Fi) y poco más.

El funcionamiento concreto es el siguiente: Eye-Fi Mobi crea una red Wi-Fi a la que el smartphone se conecta a través de la app. Una vez se ha establecido el canal de comunicación las imágenes se transfieren automáticamente y sin necesidad de la interacción del usuario, que podrá compartirlas con otras aplicaciones (editarlas, enviarlas por correo o a redes sociales, etc.) y tratarlas como imágenes de la biblioteca del sistema.

Eye-Fi Mobile es una buena idea pero cuenta con que necesitamos una calidad superior a la que nos ofrecen los smartphones, que para el uso que les damos es más que suficiente: compartir momentos concretos de nuestras vidas en ciertas redes sociales, visualizarlas en pequeñas pantallas y olvidarse de ellas. Gana sentido para el mundo fotográfico más avanzado (amateur o profesional), desde luego, aunque en cualquier caso es un accesorio ciertamente caro o, al menos, de precio notablemente superior al de las tarjetas SD estándar: 8, 16 y 64 GB por 42, 62 y 82 euros en España.

En Xataka | Eye-Fi Mobi quiere que llevemos la cámara siempre conectada al móvil Más información | Eye-Fi

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir