Publicidad

Investigan cómo crear troyanos a nivel de circuitos integrados

Investigan cómo crear troyanos a nivel de circuitos integrados
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Normalmente pensamos que teniendo un buen antivirus, el sistema actualizado y tomando ciertas precauciones con nuestras actividades en la Red estamos más o menos a salvo del malware. Pero, ¿y si éste se encontrara instalado en el nivel más profundo del hardware de nuestros equipos?

Esto es justo lo que están investigando unos científicos de la Universidad de Massachusetts, pero a un nivel de hardware tan bajo que hasta ahora parecía imposible.

Lo habitual al pensar en malware instalado en piezas de ordenador es que se almacene en las diferentes memorias no volátiles, e incluso que se hayan diseñado los circuitos con unas partes extra que contengan el código malicioso.

Instalar troyanos cambiando la polaridad de los circuitos

Este grupo de investigación va más allá y teorizan sobre la posibilidad de instalar troyanos en el hardware por medio de cambios en la polaridad de la sustancia dopante de unos pocos transistores.

Por supuesto, debería hacerse a nivel de fábrica, pero las implicaciones podrían ser enormes, ya que según afirman los circuitos con este tipo de modificaciones serían totalmente indetectables a los sistemas de verificación de circuitería actuales, por lo que podrían fabricarse chips con troyanos integrados sin que nos diéramos cuenta.

Integrated circuit trojan

Y, ¿para qué se usarían? Pues su finalidad sería aparentar un funcionamiento normal pero cuando el atacante quisiera podría varíar su modo de operación (por ejemplo de forma remota) y hacerle funcionar como quisiera. Dependiendo del tipo de chip esto podría suponer un bloqueo del componente o por ejemplo que no hiciese la función para la que estaba programado, como por ejemplo cifrar las comunicaciones antes de transmitirlas por la red.

Como veis, un tema delicado que parece más de películas de espías que de creadores de malware al uso y que nos hace pensar si realmente nuestras comunicaciones digitales son realmente privadas y no tenemos una falsa sensación de seguridad.

Vía | The Hacker News Más información | Investigación de la Universidad de Massachusetts

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir