Compartir
Publicidad

iPayTag, la pegatina NFC para pagar con el móvil sin vinculación con el operador

iPayTag, la pegatina NFC para pagar con el móvil sin vinculación con el operador
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta ahora en España hemos visto la llegada al mercado de Vodafone Wallet y Orange Cash, los medios que ponen a disposición ambos operadores para que sus clientes puedan sustituir sus tarjetas bancarias, y próximamente títulos de transporte, por el móvil gracias a la tecnología NFC.

Opciones interesantes ambas pero que dejan fuera de dicha posibilidad a quienes no sean clientes de uno de los operadores, sector que ha aprovechado iPay para lanzar iPayTag, una pegatina NFC compatible con cualquier teléfono con la que cualquier usuario puede pagar en comercios adaptados, prescindiendo de bancos u operadores.

La idea de pagar en comercios, ya sean físicos u online, con una tarjeta prepago puede resultar interesante para los desconfiados, compras online, o padres que quieran que sus hijos tengan una tarjeta con un límite controlable de gasto. Necesidades que algunos bancos o cajas ya cubrían y a la que ahora se han apuntado operadores como Vodafone y Orange.

Pero parece ser que este es un mercado en crecimiento, por el que cada vez más empresas se interesan como es el caso de iPay. La solución de esta empresa luxemburguesa no tiene ninguna vinculación con el operador, ya que su chip NFC no va integrado en una tarjeta SIM sino en una pegatina que suministra a sus usuarios.

Pegada al móvil, o a donde queramos

La pegatina iPayTag puede ir pegada tanto al móvil como a cualquier otro sitio, la cartera por ejemplo, y con la tecnología NFC que incorpora se puede pagar en cualquier comercio que disponga de un datáfono compatible. La ventaja no es solo que no haya que ser cliente de un operador en concreto, sino que tampoco hace falta tener un smartphone o tarjeta SIM con NFC.

La iPayTag se puede adquirir en la web de iPay a cambio de 10 euros y una vez en casa el último paso antes de usarla es activarla vinculando un número de teléfono. Su control, tanto para controlar gastos como para realizar recargas, se puede hacer bien en la web de la empresa o mediante una aplicación, disponible para iOS, Android y Windows Phone.

En cuanto a sus usos, comisiones y limitaciones los límites son similares a las opciones de los operadores. Por defecto los pagos en tiendas no requieren de un PIN en pagos por debajo de 20 euros, aunque el límite se puede bajar. Los pagos no tienen ningún coste, pero si así las transferencias entre usuarios, aunque solo 10 céntimos, y las recargas son gratuitas mediante transferencia bancaria, mientras que el resto de métodos tienen una comisión que parte del 1% del importe recargado con mínimo de 0.5 euros para recargas mediante tarjetas.

Por tanto el iPayTag es otra opción interesante para quien quiera sustituir sus tarjetas bancarias por una opción prepago. Las únicas pegas existentes ahora mismo son la poca penetración de datáfonos compatibles con pagos contactless fuera de grandes ciudades y las comisiones por recargar la tarjeta, aunque lógicamente de algún lado tiene que obtener la empresa el beneficio económico.

Más información | iPay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio