Compartir
Publicidad
Publicidad

IPv4 vs IPv6 (II): ¿Cómo nos afecta a los usuarios?

IPv4 vs IPv6 (II): ¿Cómo nos afecta a los usuarios?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya nos ha quedado claro que esto de las direcciones IPv4 se acaba y que pronto tendremos que actualizarnos si no queremos limitar el crecimiento de la red. Para ello se creó el protocolo IPv6 y todo parece estar solucionado. La historia es conocida pero, a fin de cuentas, ¿cómo nos afecta a los usuarios?

Se supone que esto es un problema de las ISPs y que nos tocará esperar sentado a ver cómo lo solucionan, pero es importante estar atentos. En principio la mayoría deberían tomar las medidas oportunas para que esto nos afecte lo menos posible a los clientes. Por si acaso no todo sale como esperamos, conviene saber que podemos hacer para asegurarnos de estar online.

¿Me afecta el cambio de IPv4 a IPV6?

actualizar

¡Que no cunda el pánico! El protocolo IPv6 tiene direcciones con una longitud de 128 bits, más que suficientes para dar direcciones a toda la humanidad aunque esta se multiplicase por varias centenas. Es decir, aunque no se puede decir que literalmente sea infinito, en la práctica es casi imposible que completemos todas las direcciones posibles. En resumen, nadie se va a quedar sin sitio en Internet.

Si somos temerosos, lo que si tendremos que hacer, es asegurarnos de que las telecos nos han puesto al día. Lo harán de forma progresiva, así que lo iremos notando poco a poco. Todos los usuarios recibiremos de nuestro proveedor un prefijo llamado /48 (de 48 bits), que nos dejará libres hasta 16 bits adicionales para nuestras propias redes domesticas. No sería de extrañar que dentro de poco conectemos a Internet los objetos más insospechados.

Si por el motivo que sea no lo hacen para cuando se acaben las IPv4, (algunas fuentes hablan de verano del 2011), tendremos que solicitárselo, por supuesto, gratis. Esto no debería suponer un coste añadido al cliente final, ni un esfuerzo extra si todo se planifica debidamente. La mayoría, de hecho, ni nos enteraremos.

¿Qué pasa si tengo una página web? ¿Tengo que cambiar de router?

3

Las compañías tendrán que realizar una pequeña inversión para el cambio (aunque una cantidad pequeña, nada que afecte de forma seria a sus cuentas), pero los usuarios lo único que tenemos que hacer es tener todo en orden. Tener activada la opción IPv6 y, ante cualquier problema, asegurarnos de tener actualizados los controladores (drivers) del modem/router.

En casos extremos podríamos necesitar cambiarlo, aunque eso se supone a largo plazo, algo que iba a suceder de todos modos con esto de la innovación tecnológica y la obsolescencia.

Entonces tendremos todos listo para el nuevo protocolo IPv6, pero durante algún tiempo debemos tener todavía activado IPv4 para poder conectar con todos aquellos que todavía no se han actualizado. Este proceso, denominado doble pila, se realiza para crear un cambio escalonado sin que afecte al ecosistema de Internet.

Todos los que no cambien pasado un tiempo se quedarán fuera. Eso es lo que les ocurrirá a miles de páginas abandonadas cuyos servidores no se adaptarán. Incluso alguna página no la podemos ver hasta que no nos cambiemos nosotros. No hay que asustarse, estos casos son las excepciones.

El que quiera seguir activo en la web y por ejemplo, tenga una página; lo único que tiene que hacer es solicitar a su servidor el cambio a IPv6. De nuevo, la mayoría lo harán de forma automática, pero ante la duda, mejor estar atento.

Los beneficios del IPv6

4

¿Alguna ventaja? Por supuesto. El nuevo protocolo tiene como objetivo un Internet sin límites, pero aprovechando la ocasión también se han realizado algunas mejoras. Por ejemplo, el tener una dirección IP más compleja, mucho más larga, hace que descifrar esos datos y realizar un ataque básico pase de llevarnos unos 5 minutos a varios miles de millones de años. Por lo tanto, la seguridad se amplía.

Además, para evitar los temidos problemas de configuración el protocolo lo hace automáticamente. No sería de extrañar que pronto perdamos herramientas que simplificaban esta gestión como los servidores DHCP. Por último, podría ayudar a mejorar los recursos de la web y el tráfico pero, sobre todo, a no volver a pasar por lo mismo que le ha sucedido al IPv4.

Por último, por si alguien se queda con dudas; la Internet Society ha preparado un manual especializado en el tema que distribuyen de manera gratuita en formato PDF, IPv6 para Todos.

¿Estás preparado para el cambio?

Ipv4 vs IPv6 | ¿Por qué hay que cambiar?

Más info | Genbeta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos