Compartir
Publicidad

La Banda Ancha, fija y móvil, esencial en el rodaje de El Hobbit

La Banda Ancha, fija y móvil, esencial en el rodaje de El Hobbit
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Algo que no existe en la fantástica Tierra Media de Tolkien son torres de telefonía móvil o redes de ADSL y fibra óptica. Tecnologías que nos facilitan la vida cotidiana y que hace unos años podrían haberse considerado tan mágicas o de ciencia ficción como los relatos del escritor.

En los bellos exteriores de Nueva Zelanda donde se está rodando El Hobbit tampoco se disponen de infraestructuras adecuadas para poder usar Twitter o Facebook, o simplemente para acceder a los correos electrónicos, lo cual ha obligado al equipo técnico de la película a desplegar sus propias redes ad-hoc en plena naturaleza, como nos cuentan, entre otras cosas interesantes sobre el rodaje que no os podéis perder, en el siguiente vídeo sobre la producción de la película.

Las conexiones por satélite se complementan con más de seis kilómetros de cable para extender la conectividad por diversas localizaciones de rodaje (ver minuto 4:36) y para dar cobertura WiFi a la plantilla.

Pero además, la red ad-hoc creada se utiliza para transmitir parte de los contenidos grabados en localizaciones remotas hasta la base central en donde se revisa y se toman decisiones acerca de si es necesario realizar algún ajuste o volver a rodar alguna secuencia. Esto permite tener varios equipos rodando en localizaciones diferentes y controlar todo el proceso desde un único punto centralizado, más rápido y con menor coste.

¿Quién dijo que la Banda Ancha sólo se utilizaba para bajar películas de Internet? Está claro que también ayuda, y mucho, a crearlas.

Vía | GigaOm Vídeo | YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos