Compartir
Publicidad

La subasta de los 3,6 GHz llegará en verano: el aperitivo antes de la gran subasta para el 5G

La subasta de los 3,6 GHz llegará en verano: el aperitivo antes de la gran subasta para el 5G
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevamos años hablando de ello pero ahora, por fin, el 5G está muy cerca de convertirse en realidad. Tras las numerosas demostraciones que han hecho todas las empresas involucradas en su desarrollo, en parte buscando que su idea del 5G fuese la definitiva, el estándar fue definido a finales de 2017 y ahora es turno para hacerle hueco en el espectro, tarea que corresponde al Gobierno de cada país.

Mientras son varios los países que ya han subastado una de las bandas ideales, los 700 MHz, las cosas en España van a su ritmo. El Plan Nacional 5G se estrenó en diciembre pero de manera bastante incompleta, ya que no se definía las condiciones de las subastas para comprar licencias de espectro a las que tendrán que acudir los operadores interesados. La subasta más importante, la de la banda de los 700 MHz, tendrá que esperar a 2019 pero como aperitivo este verano se subastará la banda de los 3,6 GHz, que no deja de ser relevante, ya que nos proporcionará pistas de la apuesta por el 5G de cada operador.

Siempre hablamos de que la banda de los 700 MHz es la ideal para el 5G, al igual que señalábamos la de los 800 MHz en el caso del 4G. Ese "ideal" está motivado por ser las bandas más bajas disponibles, tras desplazar a los canales de TDT que emiten en ellas, que permiten que la señal penetre mejor en interiores (de especial interés para zonas urbanas) y en el radio de alcance por antena. Pero las bandas altas también serán especialmente relevante para el 5G.

Imprescindible para dar servicio a todos

5G

El problema de las bandas bajas es el poco ancho de banda disponible, cuando el 5G necesitaré especialmente más ancho para poder dar servicio a todos los dispositivos que se conectarán mediante 5G. A veces no somos conscientes de que las antenas no tienen una capacidad infinita, solo nos acordamos de ello cuando estamos en una gran concentración o en un momento de alta demanda (estadios de fútbol, conciertos, Nochevieja...) y no podemos conectarnos a internet, problema que con el 5G sería aún mayor al haber más dispositivos conectados.

Las frecuencias altas están más despejadas que las bajas, aunque son necesarias más antenas para cubrir el mismo espacio

Mientras la banda de los 700 MHz apenas pondrá a disposición de los operadores 60 MHz, la de los 3.600 MHz ofrece hasta 400 MHz, ya que realmente va de los 3.400 MHz a los 3.800 MHz. Eso sí, antes de que los operadores puedan usarla al completo de ella se tendrá que retirar el Ministerio de Defensa, que dispone de 40 MHz en la parte alta de la banda.

Y otro eso sí: cuando salga a subasta los 3,6 GHz MásMóvil, Telefónica y Orange parten de entrada con 2x20 MHz (20 MHz en el canal de subida y 20 MHz en el canal de bajada) de subastas anteriores o de empresas en las que participan o que han adquirido. Estas tres marcas podrán participar en la subasta libremente pero, si las previsiones se cumplen, no podrán sumar en total más de 100 MHz cada una.

El objetivo es repartir 1.200 MHz

Como decimos en el titular, la subasta de la banda de los 3.600 MHz es solo un aperitivo. Las estimaciones apuntan a que las arcas del estado recaudarían 130 millones de euros con ella, cifra que se podría multiplicar por diez o más cuando salgan a subasta los 700 MHz. Y aun así, veremos unas cuantas subastas más, ya que el Consejo Europeo recomienda que cada país ponga a disposición de los operadores un total de 1.200 MHz de cara al despliegue de 5G.

El 5G necesitará mucho más ancho de banda que el 4G para poder absorber el tráfico que generarán los vehículos conectados

En los planes actuales, en España se contempla poner a disposición 860 MHz entre las bandas que hemos mencionado anteriormente (700 MHz y 3,6 GHz) y otras como la de los 1,5 y 2,3 GHz. Para alcanzar la cifra señalada por Europa habría que recurrir a bandas mucho más altas, por encima de los 26 GHz, donde el espacio disponible es mayor. ¿El problema? Que el alcance de las antenas sería mucho más reducido, obligando a los operadores a desplegar más estaciones base.

Imagen de portada | annca

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos