Compartir
Publicidad

Napster renace en Europa

Napster renace en Europa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de más de una década en la oscuridad, la marca Napster aterriza a partir de hoy en España y en otros 13 países europeos como servicio de música en streaming de pago.

Napster, la llamada “bestia negra” de la industria musical, nació a finales de los 90 en EE.UU como un servicio de intercambio P2P. Su funcionamiento se basaba en la simple y directa compartición de música: A modo de buscador, le indicaba al usuario dónde podía encontrar la canción o artista en formato mp3 para descargarla gratuitamente.

Tras su bloqueo en EE.UU, propiciado por las múltiples demandas por parte de la industria discográfica, la marca Napster fue comprada por Roxio en 2002, el cual lo vendió a Best Buy en 2008 por 121 millones de dólares. Finalmente, dos de los nombres más importantes de la industria musical digital, Rhapsody y Napster, se unieron en 2011 para hacer frente a sus nuevos rivales: Spotify, Rdio y MOG.

En ese mismo año, Rhapsody era el servicio de música digital más importante de EE.UU y ya contaba con un total de 800.000 suscriptores. No obstante, la compañía veía peligrar su liderazgo tras la reciente entrada de Spotify en el país.

Napster web

Napster: Llega el tiempo de la suscripción

Atrás queda el proceso “antipiratería” en el cual se vió envuelto Napster y el servicio de música en streaming funciona ya a modo de suscripción. Según afirma Rhapsody, Napster "aúna la historia de una de las marcas de música digital más reconocidas del mundo junto con la amplia experiencia como plataforma tecnológica del primer servicio de suscripción de música". Su catálogo cuenta con más de 20 millones de canciones y la suscripción cuesta 9,95 euros.

Thorsten Schliesche, Vicepresidente Senior y Director General para Europa de Napster, reconoce que comercializar el nombre Napster en Europa (ya que en EEUU, Rhapsody sustenta el peso de marca comercial) conlleva el riesgo de que los usuarios identifiquen el servicio con su pasado gratuito.

Tenemos que educar a la gente y hacerles ver que la música ya no es gratis. Hoy, el consumidor es más consciente del daño que puede ocasionar a los creadores culturales y a su industria y prefiere pagar una suscripción o conseguir el producto bajo demanda si con ello el contenido gana en calidad.
Comparte música

El usuario puede acceder a los contenidos streamig de forma ilimitada a través de la web y la aplicación móvil. Por otra parte, Napster aporta contenidos extra como noticias, entrevistas… Y al igual que el servicio de EEUU, el suscriptor tiene la posibilidad de almacenar los clips en el móvil y escucharlos aunque no se disponga de conexión a la Red.

Sitio Oficial | Napster En Xataka On | Streaming, desde Internet a nuestras pantallas | El streaming va comiendo terreno al P2P

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio