Compartir
Publicidad
Publicidad

Opera mete el Turbo para convertirse en el navegador ideal para conexiones lentas y con límites de datos

Opera mete el Turbo para convertirse en el navegador ideal para conexiones lentas y con límites de datos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando no podemos acceder a Internet mediante una conexión de Banda Ancha o tenemos una tarifa con límite en la cantidad de datos descargados, toda ayuda para optimizar el tráfico en la Red es bienvenida. Esto es justo lo que pretende Opera Turbo, y especialmente con la última versión de su navegador, la 11.1.

Esta interesante funcionalidad, que puede activarse o desactivarse a voluntad del usuario, tiene como objetivo servir las páginas web solicitadas a través de los servidores propios de Opera Software, comprimiendo las imágenes y otros elementos, minimizando así el tráfico de datos hacia el navegador cliente.

Opera mete el Turbo: Funcionamiento básico


Es decir, al intentar acceder a una página web, ésta es descargada primero en los servidores de Opera, donde se comprimen las imágenes y se envían a nuestros navegadores. En conexiones rápidas las mejoras de velocidad no son muy apreciables, pero en accesos lentos, como los de redes WiFi públicas o redes móviles, la mejora en la velocidad y el ahorro en el número de bits pueden llegar a ser considerables.

El contenido y formato de la página no cambian después de la compresión, pero si lo hace la calidad de las imágenes, aunque en la mayoría de las ocasiones son variaciones imperceptibles, a no ser que las comparemos frente a frente.

Opera mete el Turbo: Novedades en la versión 11.1

Una de las novedades de la nueva versión de Opera es que el modo Turbo utiliza el formato de imagen WebP de Google en lugar del típico JPG, reduciendo aún más la cantidad de KB necesaria para descargar las imágenes e incrementando la velocidad a la que se descargan las páginas.

Precisamente, navegando por Internet, me he encontrado en Labnol.org con una interesante comparativa gráfica entre imágenes servidas de forma convencional, a través de Opera Turbo con compresión en JPG y a través de Opera Turbo comprimidas con WebP. En esta comparativa se incluyen, además, los tamaños en KB de cada una de las fotografías con y sin compresión.

2

Opera mete el Turbo: Ventajas en la navegación diaria

Como podéis comprobar, el ahorro en KB es más que sustancial, sin que la calidad de las imágenes se vea reducida en exceso. Esto puede resultar ideal para dispositivos móviles donde la resolución de las pantallas no permite aprovechar la totalidad de la calidad de las ilustraciones en las webs. Además, como ya hemos comentado, nos permitirá reducir el tráfico de datos, sobre todo en páginas con una gran carga gráfica.

Con ello, por ejemplo, lograremos estirar un poco más esas tarifas “planas” de Internet móvil que en la actualidad nos ofrecen las operadoras y cuyos límites en la cantidad de datos descargados parecen alcanzarse cada vez más pronto.

3

Por si queréis ver más comparativas entre la calidad de compresión de las imágenes con WebP y el ahorro en KB os dejo este enlace a la galería de Google.

Y vosotros, ¿creéis que Opera es el navegador ideal para conexiones lentas o con límites de datos?, ¿lo utilizáis habitualmente en vuestros dispositivos móviles?

Más información | Opera, Labnol
En Genbeta | Opera 11.10 “Barracuda”. A fondo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos