Compartir
Publicidad

Walmart Disc-to-Digital, un claro ejemplo de cómo insultar la inteligencia de los consumidores

Walmart Disc-to-Digital, un claro ejemplo de cómo insultar la inteligencia de los consumidores
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las distribuidoras y los creadores de contenidos buscan desesperadamente formas de adaptarse a las nuevas tecnologías, muchas veces sin tener en cuenta los intereses de los consumidores y haciendo sólo caso a ideas felices de alguno de sus directivos.

Es justo el caso de Disc-to-Digital, nacida de la mano de la cadena de tiendas Walmart y de los principales estudios de Hollywood (Paramount, Sony Pictures, Century Fox, Universal Studios y Warner Bros), han ideado una absurda forma de distribuirnos en streaming los contenidos en formato físico que ya tenemos, y hacernos pagar por ellos una segunda vez. Bajo el lema “Es hora de desbloquear tus DVD América” la ocurrencia es la siguiente:

Disc-to-digital, funcionamiento y tarifas

Como el consumidor moderno quiere ver sus contenidos en múltiples dispositivos, es necesario ayudarle a pasar sus colecciones de DVDs y Blu-rays originales que tiene almacenadas en casa a una nube en Internet desde la cual descargarlos y visionarlos en streaming. Hasta aquí parece lógico.

¿Cómo hacerlo? Muy sencillo, le decimos que se acerque hasta una de nuestras 3.500 tiendas con sus discos originales que nosotros amablemente le crearemos una cuenta en VUDU (un servicio de vídeo bajo demanda que funciona en EEUU) y, aquí viene el quid de la cuestión, le convertiremos sus obsoletos DVDs y Blu-rays en contenidos digitales que subiremos y/o autorizaremos en su cuenta de VUDU para que los vea en streaming desde donde quiera, eso sí, por una módica tarifa.

¿Transformar a digital? Pero si los contenidos almacenados en estos soportes ya son digitales. Ah!, quizá se refieren a desbloquear el sistema anticopia de los discos para poder pasar las películas a otro formato de archivo y añadir un nuevo DRM, esta vez cortesía de VUDU.

Bueno, la idea no sería tan mala si este servicio se prestara gratuitamente, ya que daría la oportunidad a los usuarios con pocos conocimientos en informática de poner sus discos originales en la nube. Sin embargo, como ya he comentado antes, pretenden hacer caja mediante dos modalidades de tarifas:

  • Tarifa básica: 2 dólares por convertir y/o autorizar (supongo que en el caso de que la película ya esté en sus sistemas) DVDs y Blu-rays originales (que tras el proceso nos volveremos a llevar a casa)
  • Tarifa HD: Esta es la que más me gusta, ya que nos permite pasar nuestros obsoletos DVDs a contenido en alta definición (HD) por ¡sólo 5 dólares!

En la web de Walmart no he encontrado cómo se realiza este “upgrade” a HD. No se si se nos autoriza a ver la peli en alta definición equivalente a nuestra copia en DVD o si, lo que sería aún más absurdo, se realiza un escalado del DVD en el caso de que no haya versión en HD de nuestro título.

Además, tampoco se informa de los parámetros de conversión de los vídeos. Por ejemplo, sería interesante saber el bitrate con el que se convierten las películas en Blu-ray, que seguramente será mucho más reducido que el original al tener que ser transmitido en streaming por VUDU.

Disc-to-Digital, conculsiones

Tras todo este proceso podemos extraer varias conclusiones. La primera es que la industria de contenidos parece vivir en una realidad paralela, alejada de los gustos, opiniones, consejos y peticiones de los consumidores. ¿De verdad creen que este sistema puede tener éxito?

En segundo lugar, me da la impresión de que los que toman decisiones no conocen muy bien el funcionamiento de la tecnología, ni de Internet, ¿cómo habrán conseguido hacerse y mantenerse en puestos tan importantes? esto es algo que me da vueltas en la cabeza desde hace tiempo.

Por último, quizá los dos párrafos anteriores estén completamente equivocados y la industria conozca perfectamente nuestros gustos, peticiones y cómo funciona la tecnología, a pesar de lo cual optan por tratar de engañarnos, por tratarnos como niños, o lo que es peor como a ignorantes sin capacidad de decisión, intentando vendernos e imponernos sus absurdas ideas encaminadas a engrosar sus cuentas de resultados y no a satisfacer nuestras necesidades.

Más información | Walmart

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos