Compartir
Publicidad
Publicidad

Wi-Fi Direct se hace oficial para revolucionar las redes inalámbricas

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Seguro que muchos os habéis preguntado porqué se puede conectar el ordenador a una red, tú teléfono móvil a una red y hacer lo propio con una impresora pero, sin embargo, no puedes prescindir de la red en sí misma, del router, y que los dispositivos simplemente se hablen entre sí. Es decir, salvo que el dispositivo que utilicemos cuente con una opción de "ad-hoc", resulta imposible, por ejemplo, transferir archivos entre dos dispositivos con Wi-Fi pese a que es algo que llevamos años haciendo con una tecnología pasada de vueltas como el Bluetooth. Un protocolo recién certificado de modo oficial, y que tiene todas las papeletas para convertirse en estándar puede ser la solución a un gran cantidad de pequeños (y no tan pequeños) problemas: Wi-Fi Direct.

La Wi-Fi Alliance debe de haberse dado cuenta de que el las actuales conexiones inalámbricas por Wi-Fi son muy comunes y funcionan lo suficientemente bien como para que se hayan convertido en algo básico en casi cualquier dispositivo electrónico. Sin embargo, pese a su expansión, sorprende la cantidad de problemas de configuración que provoca en ocasiones y que no haya sido capaz de sustituir con facilidad al cable USB para tareas simples como conectar una impresora sin router de por medio.

Aunque explicarlo puede sonar confuso, lo cierto es que el concepto es claramente simplificador (el vídeo ayuda bastante en este aspecto). Se basa en un paquete de protocolos cuya función es unificar las conexiones y que cualquier aparato pueda convertirse en un "punto de acceso" por software, sin que sea necesaria más complejidad. Un estándar que permitiría hacer tethering vía Wi-Fi e incluso servir a otros dispositivos que conectarse aunque no cuenten con el nuevo protocolo.

Ya sólo queda esperar que cale entre las empresas (a buen seguro que lo hace entre los usuarios) y que empiecen a preparar actualizaciones con las que hacernos la vida un poquito más facil. Adiós a conectar todo a un mismo punto, las conexiones domésticas serán una tela de araña donde cada receptor será también un emisor y ninguno dependerá de un sistema centralizado por el que pasar. Los cables se han ido para no volver.

Vía | Sitio Oficial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos