Compartir
Publicidad

Emparejar nuestros dispositivos estaría literalmente en nuestras manos con una simple agitación

Emparejar nuestros dispositivos estaría literalmente en nuestras manos con una simple agitación
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualmente tenemos a nuestra disposición numerosas apps para pasar información y archivos de un smartphone a otro, lo cual, pese a no ser algo complejo, siempre requerirá al menos tres pasos (subida, envío y bajada) y conexión a internet. La opción actual de emparejar dispositivos sigue siendo algo lenta y poco práctica, y justo en esto se basa ShakeMe.

La alternativa que propone el equipo de Hidir Yugurzel (de la Universidad de Finlandia) es una manera más sencilla de realizar esta sincronización de dispositivos aprovechando que muchos smartphones incorporan un acelerómetro. Así, el emparejamiento se realiza sujetando los dos dispositivos en una sola mano y agitándolos ligeramente.

Según explican, el protocolo asegura que el propio patrón de agitación sea la contraseña entre ambos dispositivos. Una clave única que sería extremadamente complicada de reproducir por un tercer usuario en su teléfono, reduciendo de manera considerable las posibilidades de intromisión ajena por accidente o por mala intención.

El acelerómetro tiene mucho que decir

El software necesario para esta sincronización estaría preparado para que al realizarse la acción de unión física de los terminales y la posterior agitación, ésta se detectase al recoger la información conjunta de los acelerómetros y realizar así este emparejamiento inteligente.

No obstante, puede que aunque se sujeten de esta manera los terminales, los acelerómetros no estén alineados exactamente (uno podría estar del revés, por ejemplo) o que no lo estén los marcos de referencia, por ello han evitado que estos parámetros de alineación sean la única referencia del software.

Por ello, lo que han implementado es que la fuente de datos del software para la sincronización sea directamente la propia información que registra el acelerómetro, tomando datos como como el número de picos, el sesgo, la potencia media y otros provenientes de esta fuente. Cada una de estas fuentes de datos produce una señal de cuatro bits que en conjunto significa una transmisión única de unos 40 bits.

En búsqueda del interés de usuarios y fabricantes

Esto plantea una cuestión: hasta qué punto es único el flujo de información creado por el acelerómetro de cada terminal. El equipo de Yuzuguzel ha probado el algoritmo en dos terminales Samsung Galaxy Nexus. En el estudio aseguran que la clave generada era la misma en el 76% de los casos. No obstante han de mejorar el hecho de que en un 4% de los tests en los que el patrón de agitación no era el mismo también se generase la misma clave.

Esta posibilidad es de interés en cuanto a la mejora del emparejamiento de teléfonos, ya que de este modo sería más rápido que, por ejemplo, el actual con bluetooth, que suele requerir la introducción manual de una clave. Cabría ver la acogida por parte de los usuarios y hasta qué punto les resulta más práctico a éstos que los sistemas actuales de transferencia, y si algún fabricante muestra interés por incorporarlo en sus teléfonos.

Vía | Technology Review
En Xataka Móvil | 11 altavoces Bluetooth para escuchar tu música en la piscina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio