Compartir
Publicidad
Publicidad

Teléfonos móviles servirán para controlar el nivel de azúcar en la sangre

Teléfonos móviles servirán para controlar el nivel de azúcar en la sangre
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Universidad de Georgetown, la empresa Gentag Inc, y la Corporación Internacional de Aplicaciones Científicas (SAIC), han unido sus fuerzas para desarrollar un método más cómodo para realizar la medición de glucosa en la sangre.

El nuevo método para controlar la glucosa, se basa en la utilización de parches para la piel, con un chip inalámbrico incrustado, que se comunicaría con el teléfono móvil para mostrar la información obtenida, de esta forma los pacientes diabéticos no tendrían que pincharse para extraer la muestra de sangre.

Los parches serán diseñados para proporcionar lecturas una vez por cada hora dentro de un período de 24 horas. El uso del teléfono móvil y no otro dispositivo, es lógico debido a que se encuentra completamente extendido, y resultaría cómodo para los usuarios al tenerlo siempre a mano, incluyendo otros beneficios como un posible sistema de emergencia basado en geolocalización.

La idea es que el parche sea desechable, y que el teléfono móvil que reciba la información de forma inalámbrica no sólo monitoree los datos, sino que, de acuerdo con las informaciones de los investigadores, pueda tener el control de una bomba de insulina remotamente.

Teléfonos móviles servirán para controlar el nivel de azucar en la sangre

La empresa de investigación tecnológica sanitaria Gentag ha sido la encargada en desarrollar el sensor RFID del parche, y la financiación corre a cargo del ministerio de defensa, ya que inicialmente crearon la tecnología para supervisar a soldados en el campo de batalla. Lo que supone un excelente ejemplo de cooperación entre universidades, gobierno e industria, consiguiendo llevar entre todos soluciones creativas sanitarias al mercado.

Gentag, Georgetown y SAIC han acordado poner en común su propiedad intelectual y vender o autorizar el uso combinado la tecnología a empresas en virtud de un proceso de licencias. La tecnología está protegida, ya que se encuentra registrada en la oficina de patentes estadounidense.

La diabetes es un problema de salud internacional que está creciendo. En los Estados Unidos, y según la Asociación Americana de Diabetes, los gastos médicos ascendieron a 116 millones de dólares en 2007, que se compone de 27 millones de dólares para la atención de la diabetes, 58 mil millones relacionadas con complicaciones de la diabetes, y 31 millones por exceso de gastos médicos.

Vía | cnet.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos