Compartir
Publicidad

Nexus One y sus precios

Nexus One y sus precios
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras unos días ausente estaba hoy intentando recuperar mi ritmo tecnológico y me hice la siguiente proposición: Iba a comprar un Nexus One inmediatamente, al precio que fuera. ¿Al precio que fuera? Bueno hacerse una propuesta de este tipo puede resultar peligroso.

Muchos todavía no entendemos el reducido número de países (y decimos reducido por ser prudentes) en los que el superteléfono de Google se ha puesto a la venta. Pero no es nada extraño, el Nexus One nos sirve de excusa para reflexionar sobre lo extraño de los lanzamientos de telefonía móvil hoy en día. Me cuesta recordar un lanzamiento global, hemos vivido de todo y por parte de casi todas las marcas: teléfonos que se anuncian para una fecha y se retrasan, teléfonos cuyo stock es sospechosamente escaso, teléfonos que van saliendo poco a poco en determinados países…

Y no hablamos de teléfonos “nicho”, dirigidos a países de modo especial sino de “campeones” que quieren conquistar el mundo pero que aparecen poco a poco creando expectativas, deseo y lo que se ha dado en llamar “hype”, revuelo y sensación de exclusividad por quien “consigue” uno, porque parece que esa es la sensación, cualquiera con dinero puede comprar un teléfono pero “conseguirlo” ya es otra cosa. Y ahí es donde entran en acción los “paralelos” que pueden ser parientes más o menos cercanos, amigos de fiar, exportadores desde el país de origen o importadores desde aquí.

No vamos a entrar en un análisis detallado de motivaciones o casuística, de leyes o impuestos, de garantías o no garantías, nos quedaremos con los números que no dejan de ser curiosos y luego que cada uno gestione sus deseos y sus dineros, hablamos del Nexus One pero seguro que podríamos hacerlo para el iPhone, el Milestoneo el N900.

Salvo error u omisión el Nexus One se vende libre por 529 dólares que al cambio localizado hoy de 1,37 dólares por euro son unos 386 euros. Teóricamente eso es lo que le costaría a nuestro primo que está de Luna de Miel en los Estados Unidos salvo que se nos escape algún impuesto local. Si hacemos un rápido paseo por la web podemos encontrar un importador que lo vende desde Estados Unidos por 489 euros más envío y con la siempre aleatoria suerte en la Aduana. Si recorremos algunas tiendas virtuales de España podemos encontrarlo en un par de sitios por unos contundentes 699 euros más gastos de envío.

Podemos complicar todo esto como queramos, comprarlo jugando con nuestra IP y una dirección ficticia en los Estados Unidos, precios para todos los gustos.

No nos quedemos en la anécdota del Nexus One, pensemos en este endiablado sistema de precios que hemos construido con teléfonos en el extranjero, permanencias, portabilidades, puntos y amagos, una selva.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos