Publicidad

¿Qué pasaría si forzamos al LG G3 a funcionar en resolución 1080p?

¿Qué pasaría si forzamos al LG G3 a funcionar en resolución 1080p?
23 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando el LG G3 apareció en escena lo hizo con una apuesta singular: la de ser uno de los primeros "grandes franquicias" en asumir el salto a pantallas QHD. Eso hizo que surgiera una crítica colateral: el sucesor del LG G2 no podía presumir de la autonomía de batería que muchos esperaban.

Meses después hemos comprobado cómo la adopción de pantallas con resolución 2K está más asentada entre los fabricantes, y hay varios smartphones y sobre todo phablets que hacen uso de dicha capacidad. Nuestro análisis de esta característica nos llevaba a pensar que esa resolución no compensa demasiado, así que ¿qué pasaría si pudiéramos hacer que el LG G3 funcionase con resolución 1080p?

Pruebaslgg3

Es precisamente lo que han evaluado en PhoneArena, donde tras restaurar un LG G3 instalaron la aplicación Nomone Resolution Changer. Esta herramienta permite cambiar la resolución de trabajo -algo que también obliga a cambiar de lanzador, LG Home no soporta resoluciones Full HD- y eso permitió comparar tanto el rendimiento del smartphone como su autonomía de batería antes y después del cambio de resolución.

El resultado obtenido en esas pruebas es sorprendente: la reducción de resolución hace que todo se mueva con más fluidez y que el dispositivo gane en potencia total: las pruebas realizadas con AnTuTu y GFXBench revelaban mejoras notables de rendimiento. Y sin embargo, no había mejora apreciable en batería, algo notable que suponemos también debe estar asociado a un software preparado en general para trabajar a resoluciones QHD.

Vía | PhoneArena
En Xataka | LG G3, análisis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir