Compartir
Publicidad
Los 8 móviles Android más emblemáticos de la historia
Mercado

Los 8 móviles Android más emblemáticos de la historia

Publicidad
Publicidad

Se han cumplido diez años del nacimiento de Android y tras él, llegó toda una revolución al sector de la telefonía móvil que hizo crecer y desaparecer a montones de marcas que apostaban por el sistema operativo de Google, y que han dejado por el camino a emblemáticos smartphones que marcaron la historia.

Completando el seguimiento que desde Xataka estamos realizando al décimo cumpleaños de Android, es el turno de repasar los móviles con Android que fueron más significativos en esta década destacando los motivos por el fueron representativos o inspiradores para futuros modelos.

HTC Magic

Comenzamos con la primera hornada de teléfonos Android donde el HTC Dream dio la bienvenida al sistema operativo en el mundo aunque a otros territorios como el español tuvimos que esperar al HTC Magic comercializado en exclusiva por Vodafone a mediados de 2009 o al HTC Hero comercializado poco después por Orange.

Se trataba de un smartphone con pantalla de 3,2 pulgadas (180 ppp), 512 MB de memoria interna ampliable mediante micro SD, 288 MB de RAM, batería de 1 340 mAh, conectividad 3G y una cámara de 3 megapíxeles.

Samsung Galaxy S2

La segunda versión del Galaxy S fue la que ayudó a Samsung a convertirse en uno de los referentes del mercado en gama alta, consiguiendo en 2011 récord de ventas e imponiéndose a rivales como el HTC Sensation o el LG Optimus 2X.

El Samsung Galaxy S2 contaba con una pantalla de 4,3 pulgadas SUPER AMOLED, 1GB de RAM. 16 o 32GB de almacenamiento interno ampliable, cámara de 8 megapíxeles (f/2.6) y aunque llegó con Android 2,3,4, fue actualizado con el paso de los meses a Android 4.1.

Samsung Galaxy Note

Pero Samsung tenía otro as bajo la manga y ese mismo año lanzó su primer Galaxy Note, el precursor de los smartphones de enormes pantallas que por aquel entonces partían de 5,5 pulgadas, y el único decidido a seguir apostando por su S-Pen como elemento diferenciador en el mercado.

Nexus 4

De la familia Nexus, el Nexus 4 fue uno de los más completos, atractivos y con un precio de lo más tentador por aquel mes de noviembre de 2012.

HTC One

En marzo de 2013 HTC volvió a convertirse en un referente en diseño con su primer HTC One (M7). Su cuerpo metálico unibody o las franjas traseras que servirían para colocar la antena son elementos que hoy en día siguen siendo habituales. Incluso, un año después, el M8 sería uno de los primeros terminales en cotar con una cámara dual que no se popularizó hasta 2016.

Su pantalla crecería hasta las 4,7 pulgadas (469 ppp), contaba con 2 GB de RAM, 32 GB de memoria interna y fue una de los primeros en apostar por una cámara de grandes resultados sin recurrir a la guerra por aumentar los megapíxeles para dar un mayor protagonismo al tamaño del pixel. Sus altavoces frontales BoomSound también marcaron un antes y un después en lo que al sonido se refiere.

Xperia Z

En febrero de 2013 también se presentó uno de los modelos más incónicos. El Sony Xperia Z con su diseño en cristal y con una característica impensable hasta aquel momento: los móviles empezaban a hacerse sumergibles en agua aunque con el tiempo se redefinió para evitar desagradables sorpresas y acabaron por conocerse como resistentes al agua aunque el grado de protección continuaría siendo prácticamente el mismo.

LG G2

Lg G2

El mismo año 2013, LG presentó el G2 con un diseño que redujo al mínimo los marcos sin necesidad de apostar por los actuales formatos de pantalla más alargados, ocupando su pantalla de 5,2 pulgadas cerca del 76% del frontal.

Motorola Moto G

Aunque la mayoría de referentes son modelos de gama alta, la vuelta de Motorola a la telefonía móvil con el Moto G volvió a marcar un punto de inflexión en el que los móviles de gama media cobraban protagonismo al hacer que un teléfono barato, también fuese fluido gracias a su apuesta por Android puro. Acabó siendo todo un superventas en 2014.

Xiaomi Mi Mix

Con el permiso de los Sharp Aquos, el Xiaomi Mi Mix se convirtió en otro de los disruptores en diseño gracias a Philippe Starck y acabó casi por completo con los marcos. Para ello se hizo con algunas soluciones innovadoras como el Cantilever piezoelectric ceramic acoustic technology que reemplaza al altavoz tradicional o el sensor de proximidad que ahora está oculto tras la pantalla.

¿Qué otros teléfonos añadiríais al listado de Android más emblemáticos?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio