Compartir
Publicidad
IDC: el crecimiento explosivo de los smartphones tiene fecha de caducidad
Mercado

IDC: el crecimiento explosivo de los smartphones tiene fecha de caducidad

Publicidad
Publicidad

Los responsables de IDC han publicado un informe en el que ofrecen sus previsiones sobre el estado del mercado de los smartphones. Según esos datos, en 2014 se habrán distribuido 1.300 millones de smartphones, lo que supone un crecimiento impresionante del 26,3% con respecto a la cifra del año anterior.

Sin embargo en IDC tienen un jarro de agua fría para los fabricantes: según ese mismo informe la previsión para 2015 es la de que se distribuirán 1.400 millones de smartphones en todo el mundo, una cifra que si bien sigue siendo superior a la de este año hará que el ritmo de crecimiento del mercado sea claramente inferior.

La fiebre se apacigua

La desaceleración en el mercado de los smartphones será menos pronunciada que la de los tablets -también prevista por IDC desde hace meses- pero será igualmente duradera, y de hecho sus efectos permanecerán hasta 2018 según esas estimaciones, año en el que se distribuirán 1.900 millones de smartphones.

Idc Moviles Nov14

En ese punto, indican en el estudio, los mercados emergentes ya serán responsables de buena parte del crecimiento en smartphone distribuidos, pero también lo harán en precio. En 2014 el precio medio del smartphone a nivel global es de 241 dólares, pero en India, por ejemplo, esa cifra baja a 135 dólares (102 dólares en 2018). Era especialmente interesante una de las conclusiones del informe:

Aunque los teléfonos premium no van a desaparecer, estamos viendo que de forma incremental se mejoran las especificaciones en smartphones más económicos. Los consumidores ya no tienen que apostar por un terminal tope de gama para tener la garantía de una experiencia o una calidad de hardware decente.

El dinero está en la gama alta

En lo que respecta a la cuota por plataformas, Android demuestra su relevancia tradicional con un 82,3% en número de unidades distribuidas por un 13,8% en el caso de Apple. Windows Phone logrará tener un 2,7% de cuota a finales de este año, con un "Otras" ocupando el 1,1% restante de la tarta.

Iphone 6 6plus

Esa foto cambia sensiblemente si tenemos en cuenta el valor del mercado, o lo que es lo mismo, los ingresos que producen esas unidades distribuidas. El alto precio de los dispositivos iOS hace que aquí Apple gane muchos enteros en cuota. Así, Android es responsable del 66,6% de cuota en ese apartado por el 30,4% de Apple, el 2,0% de Windows Phone y el 0,9% conjunto del resto de plataformas.

Esas cifras cambiarán de forma sensible en 2018. La cuota de Android se reducirá ligeramente al 79,97%, mientras que iOS dispondrá de un 12,8% y habrá según IDC más protagonismo de Windows Phone, que llegará al 5,61% de cuota global, con el resto de plataformas sumando un 1,62%. La previsión de valor será proporcional: Android tendrá el 60,93% de cuota por un 33,78% de Apple (menos cuota pero más cuota de ingresos aún que en 2014) y un 4,21% de cuota de ingresos para Windows Phone.

Los mercados emergentes empujan, pero no tanto

Las cifras de IDC no hacen demasiado hincapié en el impacto de los mercados emergentes salvo para señalar que dentro de unos años, eso sí, serán los principales motores de ese crecimiento en número de unidades distribuidas.

Lumia 830 1

Eso parece dejar claro que los mercados desarrollados están cada vez más saturados en materia de movilidad, con unos terminales de gama media que podrían quedar en tierra de nadie si se confirman los datos de IDC. En esas previsiones se habla tanto de terminales tope de gama como de gamas de entrada -que cada vez lo son más por precio, pero menos por prestaciones- pero apenas se dice nada de una gama media con un futuro complejo.

¿Qué ocurrirá a partir de 2018? ¿Se estancará el crecimiento en smartphones? Lo dudo: estos dispositivos se han convertido en absolutos protagonistas de nuestra rutina diaria, y su ritmo de renovación seguirá siendo probablemente alto. Sobre todo, teniendo en cuenta que en esos años comenzarán a implantarse las primeras redes 5G y seguramente la realidad de la Internet de las Cosas y de los wearables haga que estos smartphones lo sean más que nunca. A menos, claro, que otros dispositivos (como los mismos wearables) acaben canibalizándolos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio