Compartir
Publicidad

Las portabilidades móviles volvieron a crecer en España en 2016, tras tres años de descenso

Las portabilidades móviles volvieron a crecer en España en 2016, tras tres años de descenso
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los usuarios de telefonía móvil no paramos de recibir estímulos, invitándonos a ser infieles a nuestra compañía actual para cambiarnos a otra. Años atrás el mayor gancho era un móvil gratis, pero la irrupción de los smartphones ha arrinconado las subvenciones, y ahora somos atraídos con tarifas más baratas o paquetes con distintos servicios que nos prometen ahorro.

Con ese cambio del atractivo para cambiar de compañía, las portabilidades venían descendiendo desde 2013, pero en 2016 esa bajada tocó a su fin. Un 11% de los usuarios de móvil en España confesaron haber ejecutado durante el año pasado un cambio de operador, más de 5,6 millones de portabilidades que pudieron ser más si no fuese por aquellos que se echaron atrás, incluso con el proceso en marcha.

Los paquetes convergentes son un éxito en España, pero aunque léstos pueden desmotivar al usuario a hacer una portabilidad móvil, los cambios de compañía han repuntado en 2016. Un 11,4% de las líneas móviles en España cambiaron de operador el año pasado, en lo que supone la primera subida de portabilidades anuales desde 2013, cuando cambiaron de compañía más de 6,7 millones de líneas.

Según el panel de hogares de la CNMC, además de esas líneas que cambiaron de móvil hubo otro 5,3% del total de líneas en España que iniciaron el proceso de portabilidad pero finalmente no se ejecutó. No conocemos las razones concretas de esas cancelaciones, pero seguramente la mayoría recibieron contraofertas de su operador para quedarse en él. Además, un 11,4% de usuarios consideró el cambio pero no lo llego a iniciar.

Motivadas por la búsqueda del ahorro

Razones para cambiar de operador

Esas portabilidades, evidentemente, tienen razones detrás. La mayoría de ellas, un 55,9%, buscan abaratar la factura a pagar. La segunda razón, que motiva uno de cada cuatro cambios de compañía, busca juntar en una única factura el fijo y el móvil. Detrás, con porcentajes muy igualados, se sitúan la insatisfacción con la calidad del servicio o de la atención al cliente del operador y mejorar la cobertura o velocidad.

Y a pesar de que en 2016 se dieron más portabilidades que en 2015, las líneas móviles atadas a un operador por una permanencia bajaron del 34,2% anterior a un 26,9%. Ahora, también hay un 17,6% de usuarios que desconocen si están atados a su compañía. A pesar del descenso de la subvención de terminales, ésa sigue la razón que más ata a los usuarios, con un 51,5% por el 33,2% de usuarios con permanencia por un descuento en tarifa.

Foto de portada | Pixabay
Más información | CNMC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos