Compartir
Publicidad
Vendo Galaxy S5 a 100 euros: sobre falsificaciones en los anuncios clasificados en España
Mercado

Vendo Galaxy S5 a 100 euros: sobre falsificaciones en los anuncios clasificados en España

Publicidad
Publicidad

En los últimos años hemos visto proliferar una mala práctica: las falsificaciones de tecnología. No es que sean muy comunes, pero haberlas haylas y la universalización de Internet ha hecho que muchas estén al alcance de nuestras manos con unos pocos clicks.

Seguramente las hayas visto circulando por ahí, e incluso conocerás a alguien que alguna vez haya picado. ¿Alguna vez te has preguntado cómo evitar caer en estos timos? Pues hoy vamos a hablar de ello: sobre las falsificaciones y el "vendo Galaxy S5 a 100 euros", y que no te den gato por liebre.

Nadie da duros a cuatro pesetas

Una vieja norma que nos enseñaron nuestros predecesores y que sigue muy vigente, a pesar del cambio de moneda. Las gangas existen y de vez en cuando encontramos alguna de ellas, pero una cosa son precios por debajo de lo normal (motivados por la ausencia de distribuidores físicos, la atención y soporte al cliente, importaciones) y otra son precios fuera de la lógica.

A cualquiera le llamará la atención encontrar, por ejemplo, un teléfono de gama alta recién lanzado al mercado por una cifra 'regalada'. Un P.V.P. oficial de, pongamos, 700 euros y que al segundo día lo encontramos en Internet por 300 euros, o menos. Tal vez 500 o 600 pase, pero menos de la mitad... no tiene lógica (salvo errores puntuales en catálogos y demás que los distribuidores se guardan muy bien de evitar).

Veinte Duros Una moneda de veinte duros, 100 pesetas. Al cambio algo así como 0,60 céntimos de euro (imagen vía Flickr de Agustín Díaz)

Cuando un teléfono - y por extensión casi cualquier dispositivo electrónico - se lanza al mercado muchos ojos están mirando al extranjero, que entre los cambios entre las divisas, los menores impuestos de otros países o los costes proporcionalmente más bajos suelen ofrecer tecnología más barata. Bien, es posible, pero existen límites. Ese teléfono que en la tienda debajo de tu casa te costaría 600 euros no lo has encontrado por menos de la mitad. Debería saltarte la alarma inmediatamente.

¿Cómo puedo 'no picar'?

Internet está plagado de timos y es uno de los grandes peligros de la red, y por supuesto hay que tener mucho cuidado con cómo nos movemos en este mundo digital relativamente nuevo. Como en todos los sitios, hay gente de fiar y otra que no, y están donde menos te lo esperas.

Como son cientos las tiendas existentes, aquí vamos a dar algunos consejos para no caer en alguna de las muchas trampas que circulan por ahí, siempre asumiendo que te ha saltado la alarma que comentábamos antes:

Lee, lee y lee

Llegamos a una página, vemos el producto que queremos a un precio increíble y nos salta la alarma. ¿Qué hacer? Lo primero, leer toda la información en esa página, incluyendo la descripción completa del producto, sus características técnicas, estado (si es nuevo, de segunda mano o está roto, que también hay casos) así como otras definiciones, que suele haberlas. Las imágenes también son muy importantes, y aunque son fáciles de falsificar nos ayudan a darnos cuenta de un vistazo rápido si estamos en el producto equivocado.

S6 No Descripcion
¿Quieres que puje 400 euros por esto y no me puedes decir nada más?

Pero las páginas web no son sólo el texto que el autor, distribuidor o dueño del producto escribe, también los comentarios de otros usuarios o compradores nos ayudarán a darnos cuenta de un posible timo o falsificación. Por supuesto si de algo no te fías, huye si tiene pocos o ningún comentario asociado.

Los gastos de envío

Podemos ver un producto a un precio genial, pero en la mayoría de las ocasiones éste no es su precio final. En las compras a través de Internet es necesario añadir los gastos de envío, esos malditos gastos de envío que muchas veces nos hacen lamentarnos y dar marcha atrás en la compra del producto.

Existen, incluso, muchos vendedores que ponen el precio del producto extraordinariamente bajo e inflan los gastos de envío. De esta forma consiguen muchas visitas en su producto (generalmente el mejor del mercado), y de esas alguna 'pica' porque no ha visto que un poco más adelante en la búsqueda había otro producto más económico... juntando los gastos de envío.

Las páginas extranjeras... y las importaciones

Cuando compramos a través de Internet muchas veces no sabemos desde dónde nos están enviando el producto, y aunque muchas webs indican la procedencia... hay cosas que no encajan. Si un producto está en tu mismo país no tiene ningún sentido que se envíe en un plazo de dos o tres semanas, y eso puede ser un indicio de que se trata de una falsificación que viene desde Asia.

Galaxy S6 Replica
¿Será que se les ha olvidado poner lo de Samsung? ¿Tal vez por motivos legales?

Hay páginas que ocultan esta procedencia, como por ejemplo Aliexpress, DealExtreme o la misma eBay. Las dos primeras ya las conocemos de sobra; la tercera es el más conocido portal de subastas del mundo y, dado que las descripciones de los productos dependen los vendedores, muchos ocultan algunos datos entre el texto para que encontrarlos sea difícil, o incluso directamente los omiten.

Y a todo esto, siempre tener en cuenta una cuestión fundamental cuando compramos a una tienda con envío desde un país extranjero: el caso de las aduanas y los precios de las importaciones, y que ya tratamos en nuestra guía del comprador de teléfonos chinos el año pasado.

Ojo con las páginas de clasificados

Existe otro tipo de página de compra-venta de productos que son las páginas de anuncios clasificados, y en las que en los últimos meses están proliferando multitud de teléfonos 'réplica', y otros tantos que no lo indican explícitamente... pero que tienen toda la pinta de serlo.

Galaxy S5 Importado2
Ya... importado de China... ya...

Al contrario que en eBay, cuyas descripciones suelen ser más o menos profundas, en este tipo de portales la información es muy escasa. Si no nos fiamos del todo, entonces nunca, bajo ningún concepto, debemos tramitar la compra directamente, sino contactar con el vendedor para preguntarle todo lo que queramos. Tengamos en cuenta siempre que no nos están haciendo un favor, y que somos nosotros los que estamos pagando.

En las características está la clave

Y es que antes decíamos que es interesante absolutamente necesario e imprescindible leer toda la información del artículo en venta porque nos ayuda a detectar detalles con los que nos daremos cuenta de la falsificación.

Entre todos estos detalles las características son imprescindibles para conocer con certeza si un artículo es fidedigno o una burda falsificación. Además, las diferencias en las especificaciones entre una falsificación y un original son enormes, tanto como el siguiente ejemplo sacado de un entorno real:

Samsung Galaxy S6 (original) Samsung Galaxy S6 (réplica)
Pantalla 5,1 pulgadas 5,1 pulgadas
Resolución 2560x1440 píxeles
(576 ppp)
1280x720 píxeles
(288 ppp)
SoC Exynos 7420 7 Octa
4xCortex-A53 1.5 GHz.
+ 4xCortex-A57 2.1 GHz.
MediaTek MT6582
4xCortex-A7 ~1.3 GHz.
GPU Mali-T760MP8 Mali-400 MP2
RAM 3 GB 2 GB LPDDR2
Almacenamiento 32 GB 32 GB
Cámara 16 megapíxeles 13 megapíxeles
Dimensiones 143,4x70,5x6,8 milímetros 143,4x70,5x6,8 milímetros
Conectividad GSM / HSPA / LTE GSM / WCDMA
Sistema Operativo Android 5.0.2 Android 5.0
Precio actual ~ 700 euros ~ 120 euros

De un plumazo podremos ver los puntos débiles y fuertes de cada terminal, así como las carencias en caso de que las tengan, que en este caso son evidentes: peor pantalla, SoC mediocre y menores redes compatibles.

Estudiar con detenimiento las características del teléfono que vayamos a comprar es vital para saber si nos están dando gato por liebre o no. Las del teléfono original las podremos conseguir en la página web del fabricante, mientras que las del dispositivo que estamos interesados en adquirir dependerán de lo que su vendedor haya publicado en la respectiva página web, o en su contestación a nuestra pregunta.

Por supuesto que aún habiéndonos cerciorado de que el producto que estamos comprando es un original, siempre pueden darnos una falsificación. En este caso se trata de un delito y podremos (deberemos) denunciar a las entidades pertinentes, así como por supuesto informar a la página web donde hemos tramitado la gestión para conocer nuestros derechos como usuarios.

Imagen de portada | Steve Rhodes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio