Compartir
Publicidad

22.000 euros de multa a una tienda por vender un smartphone usado con fotos de la anterior dueña

22.000 euros de multa a una tienda por vender un smartphone usado con fotos de la anterior dueña
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los smartphones de segunda mano o reacondicionados están más de moda que nunca. Ante la escalada de precio de la gama alta y que muchos usuarios cambian de modelo, buscando abaratar el nuevo vendiendo el anterior, Wallapop y las tiendas tipos Cex y Cash Converters tienen más smartphones usados que nunca. Pero lo que no esperamos es ver las fotos de un dueño anterior en uno de esos móviles.

Eso es lo que ocurrió en Cantabria en febrero de 2015, cuando una persona vio un móvil reacondicionado expuesto en una tienda que contenía fotos de una amiga suya, incluyendo imágenes de sus hermanos, menores de edad. La afectada denunció los hechos ante un juzgado que, siguiendo el criterio marcado por sentencias similares anteriores, ha condenado a la tienda a indemnizar con 22.000 euros a la denunciante.

La historia comienza en junio de 2014. La denunciante compró un smartphone en una tienda perteneciente a una cadena de electrodomésticos, que resultó salir defectuoso. Tras ser cambiado por la propia tienda en dos ocasiones, ante los continuos fallos decidió no solicitar más cambios y recuperar el dinero de la compra. La sorpresa se la llevó meses después, cuando una amiga suya vio el móvil expuesto en la tienda con fotos suyas.

Reacondicionado, pero no reseteado

La tienda alegaba que solo eran dos fotos, que la propia usuaria compartía en sus redes sociales

Tras devolver el último smartphone, la tienda decidió repararlo para ponerlo de nuevo a la venta, en esta ocasión con la condición de reacondicionado. Se cambiarían las piezas necesarias, pero lo que no se hizo en ningún caso fue resetear su memoria, por lo que las fotos de la usuaria eran visibles y accesibles. La demandante denunciaba que se había vulnerado su honor.

La tienda alegaba que solo se trataban de dos fotos, que la propia usuario compartía en sus redes sociales, excusa que el juez no ha tomado por buena. El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Santander ha entendido que vulneró la intimidad de la usuaria, porque publicar las mismas fotos en redes sociales no significa renunciar al completo a la intimidad. Todo un toque de atención para tiendas y servicios técnicos, que tienen que asegurarse siempre de eliminar todo dato personal de un dueño anterior si quieren volver a poner a la venta un smartphone.

Vía | El País
Foto de portada | Pixabay
En Xataka Móvil | Voy a vender mi teléfono, ¿cómo lo hago?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio