Compartir
Publicidad
A los museos y otros establecimientos españoles no les gustan los palos para selfies
Móvil y sociedad

A los museos y otros establecimientos españoles no les gustan los palos para selfies

Publicidad
Publicidad

Para unos un accesorio ya imprescindible en sus vidas cotidianas, para otros una absurda moda que incluso puede ser peligrosa. El palo para selfies o paloselfi es un instrumento que mal utilizado puede dar muchos quebraderos de cabeza a los encargados de seguridad de los establecimientos abiertos al público.

De ahí que en muchos países lleven ya unos meses proponiendo su prohibición en ciertos locales, museos, estadios y festivales para proteger al resto de usuarios de retratistas despistados que no saben muy bien qué hacen con el dichoso palito, o directamente de malintencionados que lo utilizan como arma. ¿Cómo está la situación en España?

Pues vamos ligeramente por detrás en normativa que haga referencia directa al palo para selfies, ya que las prohibiciones o usos permitidos de este accesorio no quedan reflejadas de forma explícita en la mayoría de reglas de los centros de ocio y cultura, aunque sí en algunos.

Con un palo no entrarás en mi museo

650 1200

Si hay lugares en los que los palos de cualquier tipo están totalmente prohibidos al público esos son los museos. Su potencial peligro para otros visitantes, pero sobre todo para las obras de arte de gran valor hacen que sean requisados en la entrada sin contemplaciones.

Algunos centros tienen en su normativa de acceso una sección específica para prohibirlos, como por ejemplo sucede en el Museo Thyssen, en donde podemos leer:

Por motivos de seguridad no está permitido el acceso a las salas de exposición con mochilas, bolsas de deporte o de viaje, maletas, paraguas, comida, bebida, materiales de pintura y objetos que puedan dañar las obras de arte (tales como trípodes, monopies, palo de “selfie”…etc)

Otros como el Reina Sofía lo prohíben sin nombrarlo directamente con la voz inglesa, pero haciendo referencia a cualquier elemento de estabilización de las cámaras, en donde entraría nuestro querido amigo:

Está permitido realizar fotografías sin flash y sin trípode, monópode o cualquier otro elemento de estabilización de cámaras fotográficas; excepto en los lugares en los que se indique lo contrario

En el Museo Nacional del Prado tampoco se menciona directamente el palo para selfies, pero en su normativa se prohíbe entrar a las salas con objetos de corte similar, así que por extensión, tampoco están permitidos:

...por motivos de seguridad no pueden introducirse en las salas: Mochilas, maletas, bolsos y paquetes con dimensiones superiores a 40x40cm, paraguas y bastones con punta metálica, objetos punzantes y cortantes, mochilas portabebés, sillas plegables ni bastones tipo silla o similares, sin autorización.

En general, en la mayoría de museos españoles no se prohíbe el palo para selfies como tal, pero sí de forma indirecta como trípode para fotos o como objeto punzante peligroso para el resto de visitantes que deberemos dejar en la consigna antes de entrar.

Parques de atracciones, temáticos y centros de ocio

Selfie Stick 1a

Los parques de atracciones son lugares propicios para hacerse montones de fotos. Sin embargo, dada la habitual aglomeración de gente y los peligros potenciales, también son recintos en los que los palos y otros objetos similares no son bienvenidos.

Aunque en España no hemos llegado todavía al nivel de los parques temáticos estadounidenses en cuanto a prohibición explícita se refiere, sí lo hacemos de forma indirecta. Por ejemplo, en la normativa del Parque de Atracciones de Madrid se reservan el derecho a inspeccionar los objetos de los visitantes y si encuentran algo peligroso prohibir su entrada:

Por razones de seguridad, Parque de Atracciones se reserva el derecho a que el personal debidamente autorizado pueda inspeccionar las mochilas, bolsos de mano, bolsas u otro tipo de equipaje en los casos y dentro de los límites establecidos en la Ley

En otros como Aquopolis tampoco se menciona de forma directa, pero si puede impedirse su entrada si se considera que puede ser un objeto peligroso o punzante:

Por razones de seguridad, Aquopolis se reserva el derecho de inspeccionar los objetos de los visitantes en cualquier momento, puesto que no se permite la entrada de vidrios, latas de conservas, armas, materiales inflamables y objetos peligrosos.No está permitido el uso de ninguna atracción con collares, gafas, relojes, pendientes, anillos, piercing o cualquier objeto metálico...

Estadios deportivos y salas de concierto

Selfiestick

Otra vez el caso español es menos explícito que otros países como Reino Unido, en donde ya se prohíben de forma directa estos accesorios en diferentes estadios. Aquí, en general se hace mención a la imposibilidad de entrar con objetos que potencialmente puedan ser usados como armas, pero no se habla directamente del palo para selfies.

La mayoría de estadios y grandes salas de conciertos tienen algún párrafo en su normativa similar a éste que hemos sacado de la web del Santiago Bernabeu:

Queda prohibida la introducción en el interior de cualquier recinto deportivo de bebidas alcohólicas, armas e instrumentos susceptibles de ser utilizados como tales, bengalas, fuegos de artificio u objetos análogos. Toda persona que acceda al Estadio deberá someterse a un control de seguridad. Sus pertenecías personales serán revisadas y podría ser sometido a un cacheo

Y no sería de extrañar que en los próximos meses por motivos de seguridad se introduzca de forma directa la prohibición de estos palos para autorretratos en la normativa de más recintos públicos, como ya ha sucedido en el caso del Tottenham, del Arsenal, del London's O2 Arena o del Wembley Arena.

En Xataka Móvil | Si llevas palo de selfies no entras: llegan las prohibiciones a festivales, museos y estadios
Foto Portada | Larry Miller

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio