Compartir
Publicidad

Hackear iPhones (para el bien) es muy rentable: Cellebrite mejora un 38% sus ingresos tras casos como el de Diana Quer

Hackear iPhones (para el bien) es muy rentable: Cellebrite mejora un 38% sus ingresos tras casos como el de Diana Quer
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizás mencionar el nombre de Cellebrite no nos diga nada a priori. Sin embargo, hablamos de una empresa israelí con cuyo producto principal, un dispositivo llamado Universal Forensic Extraction Device o UFED, está detrás de investigaciones tan importantes como las llevadas a cabo en el caso del terrible atentado de San Bernardino, o en España en la desaparición de Diana Quer.

Parece que la empresa, gracias (desafortunadamente) a hechos tan trágicos, está pasando por su mejor momento, anunciando este 2017 un aumento de sus ingresos del 38 por ciento respecto mismo período del año pasado. Pero no solo de hackear vive Cellebrite, parece que otras de sus líneas de negocio también le están dando frutos.

Cien nuevos puestos de trabajo en tres meses

Como decimos, y a pesar de que la compañía es conocida por sus trabajos de análisis forenses digitales en móviles realizados a Gobiernos e instituciones militares mediante su herramienta UFED, también realiza soluciones en otro tipo de dispositivos electrónicos, concretamente, drones.

Hace unos días, el CEO Global de la compañía, Yossi Carmil, anunció en un comunicado oficial que Cellebrite creó 100 nuevos puestos de trabajo en el último trimestre del año, algo que en parte tiene que ver con estas nuevas líneas de negocio (en las que tiene poca competencia actualmente) y también con su expansión geográfica, dando soporte en continentes que hasta ahora no había alcanzado como Australia.

Hacking Iphone Fbi

Pero los iPhone siguen siendo huesos

El futuro de la compañía tiene buena perspectiva, no solo por los datos reportados en el último trimestre, sino también por el compromiso de exclusividad o reserva que tiene los clientes de Cellebrite, algo que ha crecido un 65 por ciento con respecto a 2016, lo que significa que la compañía seguirá creciendo en el próximo año.

Sin embargo, y a pesar de que la compañía no deja de desarrollar herramientas cada vez más sofisticadas, Dan Embury, director de uno de los laboratorios de Cellebrite, asegura que los iPhone siguen siendo huesos duros de roer y que sus mecanismos de seguridad son más difíciles de vulnerar que nunca.

Vía | Cyberscoop

En Xataka Móvil | Nunca sabremos realmente cómo el FBI desbloqueó el iPhone de San Bernardino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio